Según ha explicado el director del proyecto Life+Iberlince, Miguel Ángel Simón, durante 2016 está previsto que se liberen 19 linces en Castilla-La Mancha, todos ellos procedentes de los diferentes centros de cría en cautividad de la especie.

En la zona de reintroducción de los Montes de Toledo, en la provincia de Toledo, está previsto liberar 10 ejemplares, mientras que en la zona de Sierra Morena Oriental, en la provincia de Ciudad Real, se liberarán nueve, que se unirán a los 18 ejemplares reintroducidos en los últimos años que todavía quedan vivos en la región.

Miguel Ángel Simón ha comentado que el objetivo del proyecto sigue siendo crear una población estable en cada una de estas áreas de reintroducción donde, al menos, se establezcan cinco hembras territoriales.

Hasta el momento, ha señalado, el trabajo iniciado hace unos años está dando buenos resultados y son ya varias las hembras que en cada una de las zonas se encuentran asentadas.

Optimistas :

Este hecho hace ser optimistas a los responsables del proyecto que confían en que este año se puedan producir las primeras reproducciones en libertad de lince ibérico en Castilla-La Mancha.

Simón ha recordado que ya el año pasado en Extremadura se produjo el nacimiento de cachorros en libertad, algo que esperan ocurra este año con los linces reintroducidos en los Montes de Toledo y Sierra Morena Oriental, donde ya el año pasado se pudieron observar algunas cópulas entre ejemplares.
La reproducción no sólo es importante porque se produzca un aumento de la población, ha reconocido el director del proyecto, sino porque una hembra que tiene cachorros garantiza que se fije al territorio y no se mueva.
Los animales que hay en el campo, ha señalado, tienen edad para reproducirse y lo normal, ha asegurado, “es que se produzcan los primeros nacimientos de cachorros”.
Simón también ha comentado respecto a las futuras sueltas que aún están valorando cómo se llevarán a cabo en cada área de reintroducción.

Lince ibérico. Lynx pardinus. https://upload.wikimedia.org

En Sierra Morena Oriental se seguirá optando por la suelta dura, dejar en libertad directamente en el territorio a los linces, mientras que en los Montes de Toledo se valorará si seguir haciendo sueltas blancas, es decir, que los linces pasen previamente por un cercado de preadaptación, o realizar sueltas ya sueltas duras.
Esta decisión, ha reflexionado, dependerá de lo que valoren los técnicos y sobre todo se tendrán en cuenta factores determinantes como si existen cerca de los cercados de la suelta blanda linces ya asentados que puedan entrar en conflicto con los linces más jóvenes que son reintroducidos en los cercados de preadaptación.

Experiencia en sueltas duras :

En cualquier caso, ha recordado que la experiencia del proyecto sobre las sueltas duras ha sido muy buena, como lo demuestran los datos que ponen de manifiesto que en todos estos años de suelta sólo ha tenido que ser capturado un ejemplar que no se encontraba adaptado tras su suelta.
Esto quiere decir, ha subrayado Simón, “que el trabajo que se hace en los centros de cría de preparación de esos cachorros es muy bueno, funciona muy bien y garantiza que las reintroducciones sean exitosas”.

Las sueltas, como en otras ocasiones, vienen precedidas de un trabajo previo que no solo tiene en cuenta el sexo de los ejemplares que se van a liberar, sino también sus condiciones genéticas para lograr la mayor variabilidad posible.

Para Simón, el desarrollo del proyecto avanza “bien”, y aunque en el caso de esta región se han producido algunas muertes, el balance sigue siendo positivo.

En este sentido, ha indicado que otro de los objetivos fundamentales sigue siendo minimizar las muertes de lince, por ello, ha dicho, se está trabajando ya con el Ministerio de Fomento para evaluar las acciones que se pueden llevar a cabo en las carreteras donde se están registrando o se pueden registrar muertes por atropello.

Fuente: EFEverde

Etiquetas: , , ,