Ayer por la tarde, en el Centro Asturiano de Madrid, se presentó ante un centenar de personas el libro “El País del Abeyeiro”. En el acto participaron los autores, Alberto Uría y Fernando Fueyo, y uno de los prologuistas, el reconocido botánico Bernabé Moya.

“Este libro se empezó a fraguar hace un año y medio, con los grandes incendios en Asturias y Galicia. Nace de ese sentimiento de rabia e impotencia al ver arder nuestros montes” comenta Alberto Uría.

“Antes, yo veía volar urogallos por el monte, no muy a menudo, pero ahora si veo volar uno de estos cada año o año y medio ya soy un afortunado” prosigue Alberto. Eso es que “algo está pasando, estamos rompiendo ese equilibrio natural que ese animal necesita para vivir” y “es un tesoro que no podemos permitirnos perder”.

El País del Abeyeiro

Gran acogida a la presentación del libro "El País del Abeyeiro" en el Centro Asturiano de Madrid

En la jornada también se destacó la importancia histórica y cultural de los “cortines”. “No están protegidos, ni conservados, ni siquiera puestos en valor. Su existencia es desconocida incluso para los asturianos y son colmenares tradicionales que llevan en las laderas de las montañas de Asturias 5, 6 o 7 siglos“. Cada uno de los cortines es único. Por cada uno de estos una familia tenía que ahorra durante años para contratar un canteiro que les ayudase a construirlo.

Mi abuelo me decía, comenta Alberto, que “las abejas pueden estar en dos sitios, uno que sea bueno para ti o en uno que sea bueno para ellas”. Las abejas lo que prefieren estar es en mitad de la naturaleza, en un paisaje diverso. En las zonas oseras había que construir verdaderas fortalezas para que el oso no entrara a las colmenas, eran los cortines.

Bernabé Moya, por su parte, recordaba que la Comisión Europea estima que unos 15.000 millones de euros de la producción agrícola anual se atribuyen directamente a los polinizadores.

Miel del Cortín

Alberto Uría: "Al igual que no hay dos vinos iguales, no hay dos mieles iguales"

El País del Abeyeiro

Dos miradas distintas recorren un mismo espacio. Un acuarelista de naturaleza, Fernando Fueyo, y un apicultor que vive con sus abejas en el territorio, Alberto Uría, se unen para intentar acercar a la gente que ya no vive en ellos la importancia de querer y cuidar nuestros ecosistemas.

“El País del Abeyeiro” es un libro escrito y dibujado en paisajes recónditos entre aldeas diminutas, que sueña con poner en valor el mundo rural. Con la edición del libro se pretende dar una visión global del paisaje para que el lector vuelva a pensar en él y a recordar todos los motivos que tiene para quererlo y defenderlo.

Presentación libro El País del Abayeiro

Etiquetas: , , , , , , , , ,