La falta de agua en la laguna malagueña de Fuente de Piedra, la principal colonia de flamencos en España, no permitirá la cría este año, un lugar donde normalmente se reproducen unas 8.000 parejas.

Flamencos_Fuente_de_Piedra

Flamencos en la laguna Fuente de la Piedra, en Málaga/ Autor: Rjime31 (Wikipedia)

La laguna Fuente de Piedra (Málaga) se seca

Aunque la extensa laguna, de 1.400 hectáreas, acumuló el agua suficiente en invierno, el calor y la falta de lluvia de la primavera la secó por completo.

Como consecuencia, las 6.000 parejas que ya habían realizado la puesta abandonaron Fuente de Piedra en busca de otras zonas húmedas.

Fuentes de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN) consultadas informan de que “es muy infrecuente” este abandono, del que sólo conocen tres precedentes.

La guía de visitas del humedal, Marta Luque, señala que “no se ha producido nada así en los veinte años que llevo aquí; sí hubo años con poca agua y no criaron, pero en esta ocasión ha sido un abandono masivo de las puestas”.

En 2020 en Fuente de Piedra, según un censo de la Junta de Andalucía, se contaron 19.413 ejemplares de esta ave zancuda cuyas parejas sacan adelante un único huevo.

La primavera de 2020 permitió la cría de 8.000 parejas en la isla de la laguna, donde buscan protección rodeados de una lámina de agua de unos 30 centímetros de profundidad.

Descenso de las lluvias

Este año, según la fuente de UICN, la lluvia descendió de una media de 460 litros por metro cuadrado a 287, pero suficiente para que unas 6.000 parejas se asentaran.

Pero la primavera resultó la más seca de los últimos quince años. También más soleada de lo normal y algo más calurosa en el centro de Andalucía, según datos de la Agencia Estatal de Meteorología.

En Fuente de Piedra llovió en mayo sólo 1,1 litros por metro cuadrado, para entonces la mayor parte de los flamencos habían realizado la puesta.

Estas condiciones secaron la laguna, dejándola con la costra salina habitual, en julio.

Por ello, los flamencos han buscado otras zonas húmedas todavía inundadas.

En las Marismas del Odiel (Huelva), este año ha aparecido un tercer núcleo de cría, según uno de los guías de este humedal.

Esta Reserva de la Biosfera cuenta con flamencos precisamente desde que en 2008 recalaron allí por la falta de agua en Fuente de Piedra. A partir de entonces vuelan a diario desde Málaga por la abundancia en las salinas onubenses de su alimento, el crustáceo artemia.

Además, la laguna de Campillos (Málaga) también ha acogido la cría de flamencos. Incluso en la laguna Rosa de Torrevieja (Alicante) se han encontrado con la sorpresa del nacimiento de 200 pollos.

El cambio climático incrementará la sequía

Los huevos abandonados en Fuente de Piedra han permitido a numerosos depredadores encontrar un alimento fácil. El flamenco no está catalogado, dada su abundancia, y no se ha producido ninguna recogida de las puestas.

El tradicional anillamiento de crías, que se efectúa en agosto por parte de voluntarios, ya se suspendió el año pasado por la pandemia. En este 2021 tampoco estaba previsto realizarlo, ha señalado Luque.

Además, las visitas han caído en picado, añade la guía, por la ausencia del gran atractivo de Fuente de Piedra. Aunque en el laguneto vivan algunas aves acuáticas, e incluso flamencos, el humedal ha perdido su colorido rosa.

El temor de UICN es que el cambio climático acentúe fenómenos así. “En realidad el flamenco, con gran capacidad de desplazamiento y longevidad superior a los 40 años, sufre menos que otras aves acuáticas de la laguna”, concluye la fuente de la entidad.

Fuente: EFEverde

Etiquetas: ,