Australia y la Unión Europea (UE) tratarán de vincular sus sistemas de comercio de emisión de gases contaminantes, dijo hoy la primera ministro del país oceánico, Julia Gillard.

Tras la reunión con el presidente de la Comunidad Europea, José Manuel Durao Barroso, Gillard señaló que ambos acordaron iniciar un diálogo para discutir las medidas “que se puedan adoptar conjuntamente” con el objetivo de unificar los sistemas de comercio de emisión de CO2 “en el futuro“.

“Tanto Australia como la Unión Europea reconocen que los mercados de carbono son la manera más efectiva de reducir los gases causantes del efecto invernadero y así crear empleo en el sector de las energías limpias”, dijo Gillard en rueda de prensa conjunta en Camberra.

La UE fue pionera en poner en funcionamiento un sistema de comercio de emisiones de gases de efecto invernadero (ETS, por sus siglas en inglés) hace seis años.

A su vez, el Gobierno australiano tiene pensado aprobar un nuevo impuesto de unos 23 dólares australianos (unos 17,2 euros) por emisión de una tonelada de CO2, que ya cuenta con los votos necesarios en el Parlamento, a partir del próximo año.

Durao Barroso saluda a J. Gillard en su visita a Australia. Foto: AFP

Este impuesto aumentará anualmente un 2,5 % en términos reales hasta 2015, año en que se dará paso a un esquema de comercio de emisiones similar al de la UE donde el mercado internacional fijará los precios.

Durao Barroso consideró que el comercio de emisiones de gases contaminantes es la forma “más efectiva” para luchar contra el cambio climático, además de convertirse en “una gran oportunidad ecológica de hacer negocios”, según la agencia local AAP.

Los dos líderes también discutieron asuntos vinculados a la economía global, la liberalización de los mercados y un eventual tratado de cooperación entre Australia y los países que forman la UE.

Este acuerdo, que se espera firmar el próximo mes, “servirá como un marco para las distintas áreas de nuestra floreciente cooperación”, acotó el presidente de la CE.

Durao Barroso comenzó ayer, junto a la comisaria de Acción para el Clima, Connie Hedegaard, una visita oficial en Australia de dos días, mientras que el próximo miércoles viajará a Nueva Zelanda donde se quedará hasta el 9 de septiembre.

La gira se centra en una mayor cooperación económica en foros mundiales como el G20 (grupo de países desarrollados y emergentes) y continuar las conversaciones para frenar el cambio climático.

Junto a Hedegaard, participará en el Foro de las Islas del Pacífico del 6 al 7 de septiembre en Auckland (Nueva Zelanda), donde se reunirán con líderes de países del Pacífico, para los que la Unión Europea (UE) es el segundo mayor donante de ayuda.

Fuente: EFE

Etiquetas: , , , , , ,