Canarias participa en un consorcio atlántico para la vigilancia ambiental de las aguas costeras junto a otros siete centros de investigación europeos, según ha informado la Consejería de Economía.

El Instituto Tecnológico de Canarias (ITC) forma parte del consorcio que ejecuta el proyecto MONITOOL (New tools for water quality monitoring) formado por ocho centros de investigación de seis países europeos, con el objetivo de estudiar técnicas de muestreo más efectivas para determinar los niveles de contaminantes metálicos presentes en el medio marino del Atlántico.

Este proyecto, aprobado recientemente por la Comisión Europea en el marco del Programa Interreg Espacio Atlántico 2014-2020, tiene el ambicioso propósito de demostrar la aplicabilidad del denominado “muestro pasivo” como herramienta eficaz para el seguimiento y evaluación del estado químico de las aguas en el cumplimiento de la Directiva Marco del Agua (DMA) a la hora de determinar concentraciones de contaminantes en aguas, concretamente metales.

Para ello, se establecerán nuevos valores para las Normas de Calidad Ambiental (NCA) adaptadas a este tipo de muestreo, se indica en un comunicado.

itc canarias

La Viceconsejería de Medioambiente del Gobierno de Canarias y el Consejo Insular de Aguas de Gran Canaria (CIAGC), en calidad de colaboradores asociados al proyecto, serán los principales beneficiarios en las islas de los resultados del estudio demostrativo que realizará el equipo de científicos y técnicos de MONITOOL.

Las soluciones obtenidas serán además de utilidad para investigadores y técnicos de universidades, laboratorios y consultorías medioambientales, entre otros.

Junto al ITC y bajo la coordinación de la Universidad de Dublín, participan en el proyecto varios centros y organismos expertos en ciencia y tecnología ligada al medio marino, como son el Instituto Portugués del Mar y la Atmósfera (IPMA) y el Instituto Superior Técnico (IST) de Portugal, la Fundación AZTI (País Vasco, España), el Instituto Francés de Investigación para la Explotación del Mar (IFREMER), el Centro para la Ciencia del Medio Ambiente, la Pesca y la Acuicultura (CEFAS) del Reino Unido y la Universidad de Cagliari (Italia)

Normativa europea sobre la calidad ambiental de las aguas

La protección de las aguas en Europa está regulada por la Directiva Marco del Agua (DMA, Directiva 2000/60/CE) y exige a todos los estados miembros, entre otros aspectos, un control adecuado del estado químico de sus masas de agua. Para ello, se hace necesaria la monitorización y evaluación de una serie de sustancias listadas -prioritarias y preferentes- y el cumplimiento de unas Normas de Calidad Ambiental (NCA) para cada una de ellas.

Existen una serie de limitaciones a la hora de determinar los niveles de contaminantes presentes en el medio marino, como son la necesidad de contar con equipamiento analítico de altas prestaciones que cumplan con los límites de cuantificación exigidos, las bajas concentraciones existentes en el medio o los problemas de interferencias en las mediciones, a lo que se suma la falta de representatividad de los muestreos puntuales.

Por todo lo anterior, las técnicas de muestreo pasivo están siendo consideradas como una prometedora herramienta para el cumplimiento de la DMA y también de la Directiva Marco sobre la Estrategia Marina (DMEM), ya que permiten establecer de una forma más exacta las concentraciones promedio de los contaminantes en el agua, a la vez que se alcanzan los límites de cuantificación exigidos para obtener un control adecuado del estado químico de las masas de agua.

Sin embargo, existen aún barreras que impiden la aceptación reglamentaria del muestreo pasivo en la aplicación de la DMA, un problema que MONITOOL pretende abordar por primera vez para dar una solución a escala europea, empezando por los contaminantes metálicos.

En el marco del proyecto, se llevarán a cabo a lo largo de la región atlántica campañas simultáneas con muestreadores pasivos del tipo DGT (Diffusive Gradient in Thin film) y muestreos clásicos puntuales de agua. El fin último de estos trabajos de campo consiste en que, tras la realización de los análisis químicos necesarios y de los estudios estadísticos correspondientes, se pueda demostrar que esta metodología de control para contaminantes metálicos no sólo asegura el mismo nivel de protección que las normas de calidad ambiental existentes, sino que facilitará la aplicación de la DMA al poderse clasificar las masas de agua en función de su estado químico en base a unas nuevas NCA adaptadas para este tipo de muestreo.

Para ello, MONITOOL ha obtenido 1,5 millones de euros de la Comisión Europea para llevar a cabo su actividad durante los tres años de duración del proyecto (2017-2020).

Esta iniciativa se enmarca en el Programa Espacio Atlántico 2014-2020 con el objetivo de contribuir a la consecución de los objetivos de la Estrategia Europa 2020 para un crecimiento inteligente, sostenible e integrador y para la cohesión económica, social y territorial, mediante el fomento de las actividades de cooperación entre las regiones atlánticas de Francia, Irlanda, Portugal, España y Reino Unido.

Fuente: http://www.lavanguardia.com y http://www.itccanarias.org

Etiquetas: , ,