La Consejería de Fomento y Medio Ambiente, a través de la Fundación Patrimonio Natural y con el apoyo de la Fundación Biodiversidad, está elaborando un proyecto experimental para la definición de una estrategia de gestión y conservación en los Espacios Naturales Protegidos (ENP) de la Castilla y León.

Este proyecto tiene como fin último promover la preservación del patrimonio natural, la biodiversidad y el paisaje y pretende definir las pautas necesarias para mejorar la gestión en los ENP de la Comunidad, así como la generalización de buenas prácticas de conservación.

Una de las peculiaridades de la iniciativa es el procedimiento que se está aplicando. Para poder llegar al objetivo de la estrategia global/regional, se ha comenzado a trabajar a escala local en dos Espacios Naturales de Castilla y León: Lagunas Glaciares de Neila (Burgos) y Hoces del río Riaza (Segovia). También la participación, como metodología de trabajo, tiene una especial relevancia. Con estas premisas de elaboración del proyecto, el resultado final pretende convertirse en ejemplo para diseñar otros planes y estrategias de contenido ambiental en Castilla y León, y en otras Administraciones Públicas.

El proyecto se ha iniciado con la elaboración de diagnósticos participados para cada uno de los ENP, al objeto de obtener una visión integral de los problemas y de las oportunidades que los habitantes perciben en sus parques, así como la adecuación del sistema de protección y del modelo territorial establecido por el Plan de Ordenación de los Recursos Naturales (PORN) de cada Espacio Natural. Para ello se realizan reuniones y entrevistas con el personal técnico vinculado a la gestión de estos Espacios Protegidos y con los agentes sociales más relevantes de cada territorio.

Hasta el momento han participado en las entrevistas alcaldes y secretarios de los municipios de estos Espacios Naturales, los directores de los Parques y de la Reserva Regional de Caza, en el caso de Neila, o del refugio de rapaces de Montejo de la Vega, en el caso del Espacio segoviano, así como representantes de los sectores más representativos, como son el ganadero y el turístico. Estas reuniones se han realizado en los últimos meses y se espera finalizar la segunda fase de participación este otoño de 2012.
El proceso está permitiendo detectar nuevas necesidades de gestión y conservación y definir propuestas y medidas a desarrollar en el Espacio Natural Protegido. A partir de la integración, los resultados obtenidos en los dos Espacios modelo seleccionados, se realizará una propuesta de estrategia de gestión y conservación para el conjunto de la Red de Espacios Naturales de Castilla y León. Este documento integrará las aportaciones de los gestores del resto de los ENP de la REN a través de su participación en red con el apoyo de herramientas informáticas, web, y la realización de reuniones y jornadas técnicas de trabajo.

El proyecto tiene varios objetivos claros: la definición de medidas de gestión activa que poder aplicar en los ENP, la revisión y adaptación del modelo territorial establecido en la zonificación de los Planes de Ordenación de los Recursos Naturales de cada Espacio Natural (PORN) y el diseño de criterios que desarrollen las directrices y normas de los PORN. Todo ello redundará no solo en una mejora de la gestión ambiental, sino también en la transparencia administrativa y en los servicios a los usuarios.

Lagunas de Neila. Foto: http://www.patrimonionatural.org/

Para optimizar la aplicación de estos instrumentos de planificación y gestión se está desarrollando un sistema de evaluación y seguimiento de ellos. Estas estrategias tienen una estrecha relación con los Planes Rectores de Uso y Gestión (PRUG), instrumentos que constituyen la referencia legal fundamental para la gestión de los Parques y que representan un segundo escalón en el proceso de planificación de estos ENP. La elaboración de estos documentos es preceptiva en aplicación del artículo 30 de la Ley 42/2007, de 13 de diciembre, del Patrimonio Natural y la Biodiversidad así como por la Ley 8/1991, de 10 de mayo, de Espacios Naturales de la Comunidad de Castilla y León.

Cabe destacar que la continuidad de la estrategia global está garantizada porque servirá de base para la elaboración y posterior aprobación de los Planes Rectores de Uso y Gestión (PRUG), y el resto de instrumentos de gestión de los Espacios Naturales Protegidos incluidos en la REN.

El Parque Natural Glaciares de Neila

Este Espacio Natural Protegido recibió dicha declaración en el año 2007 y se sitúa en el cuadrante suroriental de la provincia de Burgos -en las estribaciones meridionales de la Sierra de la Demanda, amplia zona montañosa que forma parte del Sistema Ibérico-. El Parque gira en torno a las impresionantes “Lagunas de Neila”, un complejo de zonas húmedas de origen glaciar de notable singularidad geomorfológica y valora paisajístico, que constituyen además un importante refugio florístico y faunístico de carácter relíctico y con notables endemismos.

El Parque contiene cinco lagunas glaciares catalogadas (Decreto 194/1994, de 25 de agosto, por el que se aprueba el Catálogo de Zonas Húmedas), y forma parte de la Zona de Especial Protección para las Aves (ZEPA) y del Lugar de Importancia Comunitaria (LIC) Sierra de la Demanda. El Parque Natural engloba el monte “Ahedo Pinar” (nº 243 del CUP), constituido por extensas masas de pinar de Pinus sylvestris, y está incluido en la Reserva Regional de Caza Sierra de la Demanda. Desde el punto de vista socioeconómico destaca por la importancia de sus aprovechamientos forestales y cinegéticos.

El Parque Natural de las Hoces del Río Riaza

El Parque Natural de las Hoces del Río Riaza, declarado en 2004, se localiza al noreste de la provincia de Segovia, casi en el límite con las provincias de Burgos y Soria. El Parque se vertebra en torno al cañón que ha labrado el río Riaza al cortar la masa de calizas de los páramos circundantes. En estos cañones se localizan cortados de difícil accesibilidad que son un excelente hábitat para las rapaces y otras aves rupícolas. Así el Parque destaca por su gran riqueza en aves, con más de 20 especies incluidas en la Directiva Aves, entre las que destacan el alimoche, el avión roquero, la chova piquirroja, el búho real y una importante colonia de buitre leonado, con más de 150 parejas. Por otra parte, en la paramera se localizan interesantes poblaciones de especies esteparias como chotacabras pardo, collalba rubia, esmerejón o alondra ricotí.

El Parque forma parte también de la Red Natura 2000 como Zona de Especial Protección para las Aves (ZEPA) y Lugar de Importancia Comunitaria (LIC) “Hoces del río Riaza”. Este espacio incluye un refugio de caza gestionado por la asociación WWF-España.

Fuentes: http://www.arandahoy.com y http://www.patrimonionatural.org/

Etiquetas: , , , , , , , , , , ,