El Gobierno chino anunció el miércoles la creación de un fondo para combatir la contaminación en el aire de 10.000 millones de yuanes (unos 1.200 millones de euros), que incluirá recompensas para las empresas que consigan descender sus índices de polución.

La cuestión de la contaminación preocupa cada vez más al Ejecutivo chino, que pretende calmar el descontento social. Cada vez más ciudadanos se oponen al modelo de crecimiento económico a cualquier precio imperante, que ha provocado un aumento preocupante de la polución en el aire, agua y suelo del país.

Para ello, Pekín tiene previsto el cierre de 300 fábricas, además de la publicación a finales de abril de una lista con los proyectos industriales que serán detenidos o suspendidos por sus altos niveles de contaminación.

En este sentido, las autoridades han aprobado numerosas medidas y normativas que intentan limitar la contaminación en el país, además de invertir en proyectos que combaten la polución y dando más poder a los tribunales, que pueden aplicar hasta la pena de muerte en casos especialmente graves.

Sin embargo, la puesta en marcha de este conjunto de normas y medidas ha sido leve a nivel local, ya que las autoridades dependen en gran medida de los impuestos que pagan las industrias.

Contaminación atmosférica en China http://www.china-mike.com/

El primer ministro, Li Keqiang, ha sido el encargado de anunciar la creación de este fondo, que se utilizará para reemplazar a los subsidios por recompensas. Así, las compañías que sean consideradas líderes en lo que respecta a la mejora de emisiones contaminantes recibirán “incentivos”, aunque no se han dado más detalles al respecto.

Además, el Gobierno ha afirmado que, pese a que ya se han realizado avances en la lucha contra el smog, “el problema de la contaminación del aire se ha estado gestando durante mucho tiempo”.

Fuente: Europapress

Etiquetas: , , ,