Hoy se celebra el Día Mundial de la Eficiencia Energética. Cada 5 de marzo la Comisión Europea y las Naciones Unidas alzan la voz para la concienciación de los beneficios que genera en la economía y en el medio ambiente ser eficientes en el uso de la energía, una práctica que nos lleva a consumir menos, ahorrar más y, en consecuencia también contaminar menos, es decir, lo que es bueno para nuestro bolsillo también lo acaba siendo para el entorno que nos rodea.

Pero la pregunta de hoy es si sabemos qué es ser eficientes energéticamente o cómo podemos llevarlo a la práctica. Por ejemplo, en nuestros hogares podemos serlo si hacemos que nuestra vivienda se convierta en un espacio sostenible adquiriendo electrodomésticos de clase A+++ o contratando determinados servicios que hagan de cada hogar una vivienda eficiente sin alterar nuestro bienestar. Este objetivo se puede conseguir ahorrando entre un 20% y un 50%, una meta que cobra valor en un año consagrado a las energías renovables y en el que la ONU se ha marcado como objetivo universalizar la energía sostenible para todos .

En el caso de España se calcula que podría ahorrarse hasta 3.300 millones de euros al año, una cantidad nada despreciable en plena crisis económica. Con menos recursos y menos inversión de dinero se puede mantener nuestra comodidad y calidad de vida. En el capítulo del ahorro podríamos conseguir reducir hasta un 25% o más la factura de gastos corrientes como electricidad, agua o luz. Son datos de Euroconsult, que alertan de que nuestro país se encuentra a la cola en eficiencia energética en la UE. Dicho de otro modo, la población española despilfarra una energía que no le sobra y que le sale cara por la alta dependencia energética de otros países. Si siguiéramos la línea de la eficiencia, España conseguiría ahorrar anualmente 13.145 millones de euros

Además, la eficiencia energética implica creación de empleo, según un reciente estudio del IDAE, este sector podría crear hasta 700.000 empleos en 2020 si existiera, por ejemplo, un Plan Nacional de Eficiencia Energética, que se aplicara en empresa, edificios de viviendas, oficinas o en pequeñas comunidades de vecinos o casas particulares.
Cómo hacer para conseguir que nuestra actitud sea eficiente, se preguntarán muchos lectores. Podemos empezar planteándonos la instalación de bombillas de bajo consumo en casa o la adquisición de electrodomésticos que consumen menosenergía para obtener el mismo rendimiento: nevera, lavadora, lavavajillas. Los más eficientes lo indican en su etiquetado con una “A+++”. El Plan Renove de electrodomésticos nos puede ayudar a esa compra en la adquisición de modelos más eficientes.

Si somos potenciales compradores de una vivienda hemos de saber que desde el año 2007 una legislación obliga a distinguir tanto las nuevas edificaciones como las rehabilitadas con una etiqueta energética. La energía solar aplicada a la producción eléctrica, un buen aislamiento, una orientación correcta o el uso de la biomasa para la producción de calor son algunas de las propuestas cada vez más comunes en nuestros hogares.

Fuente: http://www.madrid2noticias.com

Algunas recomendaciones para aprender más  sobre Eficiencia Energética:

- Energía Sostenible, sin palabrería.

- Green Building Rating Systems: ¿Cómo evaluar la sostenibilidad en la edificación?

Guía Práctica de la Energía. Consumo Eficiente y Responsable

Guía práctica para la implantación de Sistemas de Eficiencia Energética

- Manual de Eficiencia Energética

Etiquetas: , , , , , , , ,