Ante la imposibilidad de limitar las emisiones de dióxido de carbono dentro de Estados Unidos por la oposición frontal de los líderes republicanos en el Congreso, la Casa Blanca ha decidido convertir la lucha contra el cambio climático en un asunto de política internacional pero no solo en las cumbres del clima. La jefa de la diplomacia norteamericana, Hillary Clinton, ha anunciado hoy la creación de una coalición, firmada inicialmente con Canadá, México, Suecia, Ghana y Bangladesh— para reducir las emisiones de otros materiales con un alto poder de calentamiento, como el metano, el hollín o los hidrofluorocarbonos.

Esos países se coordinarán para limitar la emisión de esos tres materiales, cuyo poder de efecto invernadero es mayor que el del dióxido de carbono y cuya producción crece rápidamente. EE UU ha anunciado una inversión de 9,1 millones de euros y no ha marcado objetivos concretos o métodos para alcanzarlos. Canadá invertirá otros 2,2millones.

Hillary Clinton en la coalición por la lucha contra en Cambio Climático. foto: http://www.physorg.com

El expandir lentamente la lucha contra el cambio climático al margen de la negociación de la ONU, en la que está el Protocolo de Kioto, permite a la Casa Blanca sortear los vetos del Congreso. Los republicanos tienen mayoría en la Cámara de Representantes y se niegan frontalmente a limitar por ley las emisiones de dióxido de carbono, pero los republicanos sí apoyan el Protocolo de Montreal, que limitó los gases que dañan la capa de ozono y que tuvo el efecto colateral de reducir gases de efecto invernadero.

El objetivo mundial es limitar el incremento de las temperaturas en 2ºC para esa fecha, según dijo Clinton y otras autoridades estadounidenses.

“No lo suficiente”

“Ya sabemos que, en el cometido crucial de reducir los efectos del dióxido de carbono, el mundo no ha hecho lo suficiente”, ha dicho Clinton, en conferencia de prensa. “Esta coalición, la primera de su índole a nivel internacional, efectuará campañas prácticas, planificadas y dinámicas, para generalizar soluciones al problema de esos agentes contaminantes en la escena internacional”.

Recortar las emisiones de carbono negro al asegurar acceso a energía adecuado y cocinas de estufa más limpias está bien en principio, pero no deberíamos asumir que esta nueva iniciativa generará resultados rápidos”, declaró Keya Chatterjee, directora de Política Climática de la organización World Wildlife Fund.”Mientras que los contaminantes de corta vida proporcionan una ventana de oportunidad (para hacer algo), no debería distraernos de solucionar la mayor procupación del cambio climático: las emisiones CO2″, agregó.

En la última conferencia del clima, celebrada en diciembre en Sudáfrica, las potencias mundiales, incluida EE UU, evitaron llegar a un acuerdo inmediato sobre emisiones. En lugar de eso, se comprometieron a redactar un nuevo tratado sobre el clima en 2015, para que entre en vigor en 2020. El pacto anterior, el llamado Protocolo de Kioto, se marcaba objetivos que expiran este mismo año.

Fuentes: http://sociedad.elpais.com/ y http://feeds.univision.com

Etiquetas: , , , , , , , ,