La Comunitat Valenciana registró en 2013 un total de 1.636 casos de muerte de fauna silvestre causados por las infraestructuras y actividades humanas, según los datos de la Conselleria de Infraestructuras, Territorio y Medio Ambiente, que muestran que los atropellos son la principal causa de mortandad, al suponer el 66,6 por ciento de los fallecimientos.

La mortalidad por atropello ha sido la causa con mayor número de registros en todos los grupos de fauna. En anfibios ha supuesto el cien por cien de los casos, en mamíferos el 89,8 por ciento, en reptiles el 89,2 por ciento y en aves, el 29,6 por ciento, ha informado la Generalitat en un comunicado.

Los registros de mortalidad por atropello afectan a todos los grupos animales y los mamíferos es el grupo con mayor número de atropellos (59,1%). En el caso de las aves, los ahogamientos son la principal causa, con el 63,6 por ciento de los casos, seguidos de los mamíferos, con el 36,4 por ciento.

Señalización de fauna http://www.silvema.org/

Los registros por mortalidad por artes de pesca principalmente corresponden a las aves, con el 56,3 por ciento, seguido por los reptiles, especialmente la tortuga boba, con el 35,4 por ciento, y los mamíferos, con el 8,3 por ciento.

El 95,9 por ciento de los casos de mortalidad por electrocución en apoyos eléctricos se da en aves y el restante 4,1 en mamíferos, al igual que ocurre con la mortalidad por colisión en parques eólicos, que afecta en un 72,8 a aves y un 26,5 por ciento a los murciélagos.

En el caso de colisiones con tendidos eléctricos y muerte por disparo solamente se han registrado fallecimientos de aves, mientras que en la mortalidad por veneno sólo se han registrado mamíferos.

Fauna protegida

Respecto a la afección a fauna protegida, se han registrado 62 casos de mortalidad de ejemplares pertenecientes a 11 especies catalogadas como vulnerables. El 46,8 por ciento de estos registros corresponden a mortalidad por atropello, seguidas por los registros de mortalidad por artes de pesca, con el 38,7 por ciento, y electrocuciones, con el 6,5 por ciento.

El gallipato es la especie con mayor número de casos de muerte registrados (29 ejemplares) por atropellos durante sus desplazamientos entre puntos de agua. Le sigue la tortuga boba, con 17 ejemplares capturados por artes de pesca, principalmente por red de arrastre.

En el caso de la gaviota de Audouin se han registrado cinco casos de captura por artes de pesca. De ellas, una ingresó muerta en un CRF y, del resto, 3 pudieron ser liberadas.

Fuente: Ecoticias

Etiquetas: , , ,