El Pleno del Congreso ha acordado  admitir a trámite una proposición de ley del PP para modificar la Ley de Biodiversidad, de 2007, con el fin de que pueda llevarse a cabo un aprovechamiento económico (comercialización, pesca o caza) de algunas especies invasoras.

La iniciativa ha sido respaldada por todos los grupos, salvo Podemos, Compromís y Esquerra Republicana, quienes han defendido los mismos argumentos de un manifiesto registrado este mediodía en el Parlamento por parte de 600 investigadores en temas ambientales, 17 sociedades científicas y 100 organizaciones ecologistas: “Que se supeditan criterios políticos frente a la defensa de la biodiversidad“.

Esta modificación atiende a que el catálogo de invasoras elaborado por el Ejecutivo popular en 2013 dejó fuera especies exóticas como la trucha arcoiris, el cangrejo americano, el lucio o la carpa, bien por su aprovechamiento comercial (como ocurre en los dos primeros casos) o por su uso en caza y pesca deportiva (en los dos segundos).

Los ecologistas llevaron esta exclusión a los tribunales, y, basándose en un informe encargado a los científicos, el Supremo falló en 2016 que un buen número de especies excluidas debían volver al catálogo y por tanto no se podrían comercializar o devolverlas a la naturaleza si se pescan.

pixabay

Nuevo régimen

Aún reconociendo que las especies invasoras son un “problema ambiental y económico de primer orden”, la diputada del PP María Teresa de Lara ha defendido la propuesta de su grupo alegando que supone establecer un “nuevo régimen que permite que la lucha contra las invasoras coexista de manera pacífica con las actividades de caza y pesca“.

La propuesta del PP “tienen como objetivo dotar la ley -de Biodiversidad- de flexibilidad para hacer compatibles la lucha contra las especies invasoras con los aprovechamientos que se hacen de ellas”, permitiendo las actividades económicas de los sectores cinegético y piscícolas en aquellos lugares donde esas especies ya estaban en 2007 (año en que se aprobó la ley).

De Lara ha explicado que la reforma propone que una comisión estatal pueda, “en casos excepcionales que atiendan a cuestiones económicas o sociales, reconsiderar la catalogación de una especie invasora o levantar prohibiciones sobre la misma“, así como dar potestad a una comunidad autónoma para que considere tales excepciones.

Los grupos del PSOE (que promovió la ley que ahora se quiere reformar) y Ciudadanos se han mostrado a favor de tomar en consideración esta proposición de ley, lo cual implica que puedan plantearse enmiendas parciales en la Comisión de Medio Ambiente, a pesar de que los socialistas votaron en contra y Ciudadanos se abstuvo cuando el PP la trajo a pleno, por vía de urgencia, hace cuatro meses.

A pesar de criticar la “falta de transparencia y de participación” con la que el PP presenta esta reforma, el diputado socialista Manuel González, ha defendido que el PSOE vota sí “a la toma en consideración, con el propósito puedan establecerse aún soluciones duraderas para las familias dedicadas a caza y pesca deportiva”.

Por parte de Ciudadanos, el diputado Miguel Ángel Garaulet ha indicado que la clave con las especies invasoras “es hacer una buena gestión y dotar a las comunidades autónomas de herramientas para que puedan llevarla a cabo”.

Reforma “innecesaria”

En contraposición y en la línea del manifiesto de científicos y ecologistas, el diputado de Equo-Podemos Juan López de Uralde ha subrayado que esta reforma “sólo se dirige a evitar los efectos de la sentencia del Supremo, y en ningún caso tiene detrás una preocupación social, porque la ley de 2007 ya preveía atender estas cuestiones, como es el caso de las familias que viven de cultivar el cangrejo rojo en la provincia Sevilla”.

“Ustedes solo defienden intereses económicos, y para ello se van a saltar la legalidad y a permitir la suelta de especies invasoras que generan daños ambientales y económicos tremendos, nosotros defendemos el patrimonio común de todos los españoles que es el patrimonio natural”, ha agregado López de Uralde.

La directora de una de las ONG firmantes del manifiesto SEO/BirdLife, Asunción Ruiz, quien ha seguido el debate, ha declarado a Efe que “hoy se ha visto en el Congreso quienes son los partidos aliados con la defensa de naturaleza“, y ha criticado que esta reforma pretenda gestionar las especies invasoras no con criterios científicos, como hace la ley actual, sino políticos.

Los científicos y ecologistas que suscriben este manifiesto consideran que las modificaciones que plantea el PP permitirían, entre otras cosas, “validar todas las modalidades de pesca con especies exóticas invasoras catalogadas, es decir, que especímenes no autóctonos como la trucha arcoíris se sigan soltando a los ríos”.

Los firmantes critican, también la forma en la que llega mañana este proyecto de ley al Congreso, “sin atender a los procedimientos reglados que permitirían la participación pública en el proceso, la consideración de la opinión de los científicos y, lo que es más importante, el respeto a la sentencia que en su día hizo rectificar la modificación del catálogo nacional de especies invasoras”.

Las ONG Ríos con vida, Ecologistas en Acción, SEO/BirdLife y WWF España, consideran, por ejemplo, que “el cambio normativo es totalmente innecesario”.

Para los ecologistas, la Ley de Biodiversidad actual “ya ofrece flexibilidad suficiente y procedimientos para abordar la gestión de las especies exóticas invasoras de forma adecuada, tanto para descatalogar una especie en el caso de que se demuestre que no tiene un grave impacto para la biodiversidad, como para levantar las prohibiciones genéricas”.

A su juicio, la norma actual dispone de instrumentos para “compatibilizar la conservación del medio ambiente con los intereses sociales y económicos”, por lo que solicitan a los grupos parlamentarios que actúen “con responsabilidad” y rechacen tajantemente la iniciativa del PP “que pone en riesgo la biodiversidad”.

Fuente: EFE

Etiquetas: , , ,