El Pleno del Consejo de Seguridad Nuclear (CSN) en su sesión de ayer informó favorablemente una modificación de Especificaciones Técnicas de Funcionamiento (ETF) de las centrales nucleares de Almaraz I y II relativa a las fuentes de corriente alterna, y también ha aprobado la sustitución del vocal de Nuclenor en el Tribunal de licencias del CSN para la central nuclear de Santa María de Garoña, así como diversos expedientes de instalaciones radiactivas.

El resto de asuntos del orden del día, relativos al Almacén Temporal Centralizado (ATC) y a la central nuclear de Santa María de Garoña, han sido aplazados a una próxima reunión, en conformidad con las reglas del funcionamiento del Pleno, como se hace habitualmente cuando se considera conveniente para la toma de decisiones y de acuerdo con el Estatuto del CSN.

Los asuntos aplazados se refieren a la Instrucción Técnica sobre la aplicación al ATC de la Directiva 2014/87/Euratom, la revisión de las Especificaciones Técnicas de Funcionamiento mejoradas de la central de Santa María de Garoña y las propuestas relativas a las modificaciones de diseño sobre independencia de sistemas eléctricos, aislamiento de la contención primaria, protección de equipos relacionados con la seguridad frente a la caída de la cubierta del edificio de turbina tras un incendio, y a la ampliación de las condiciones de utilización del edificio de almacenamiento de material usado, todos estos puntos referidos a la citada central nuclear.

Central de Garoña, Burgos. Foto: flickr nattydreaddd

El Consejo de Seguridad Nuclear, en conformidad con los preceptos de su ley de creación de 1980, como organismo regulador de la seguridad nuclear y la protección radiológica e independiente del Gobierno, continúa desarrollando de manera ordinaria su labor de evaluación y análisis de todos los asuntos de su competencia, al margen de la coyuntura política.

Por lo que respecta a la central nuclear de Santa María de Garoña, en situación de cese definitivo de explotación, su titular Nuclenor presentó en 2014 una solicitud de renovación de autorización de explotación al Ministerio de Industria, Energía y Turismo (Minetur), que luego posteriormente fue remitida al CSN para su correspondiente evaluación, conforme a los procedimientos vigentes en la regulación nuclear.

PSOE y Podemos, en contra de la reapertura

Ambos partidos, aunque por separado, presentarán proposiciones no de ley a la Mesa del Congreso en las que instan a que no se reabra esta central, la más antigua de España y que lleva tres años sin generar electricidad al haber caducado ya la licencia gubernamental que tenía.

En el escrito de Podemos se insta al Gobierno “al cierre definitivo de la central” y a su “desmantelamiento”. En el que el PSOE ha registrado este miércoles se reclama, además, que el “Gobierno en funciones” no adopte “ninguna decisión conducente a la reapertura”. Los grupos ecologistas temen que, si Garoña logra los permisos, eso atará de manos al siguiente Gobierno en el caso de que quiera impedir la reapertura, ya que los propietarios podrían reclamar lucro cesante.

En la proposición no de ley los socialistas también piden que se derogue el cambio normativo que realizó el Gobierno en la pasada legislatura para que los propietarios de Garoña pudieran “solicitar una renovación de explotación en vez de tener que solicitar, como correspondía, una nueva autorización de explotación, lo que hubiera comportado mayores exigencias, en particular, una Declaración de Impacto Ambiental”.

Fuentes: https://www.csn.es y http://politica.elpais.com/

Etiquetas: , ,