Los problemas que afrontan los pequeños Estados insulares en desarrollo son desafíos globales y constituyen una responsabilidad colectiva, dijo ayer el Secretario General de la ONU.

En un debate del Consejo de Seguridad sobre los retos de esos Estados, Ban Ki-moon indicó que una de las prioridades debería ser apoyarlos en sus acciones para combatir el cambio climático y adaptarse a los impactos del fenómeno.

“El ciclón Pam en Vanuatu es sólo el más reciente desastre de una lista de devastación que esos Estados han sufrido y continuarán padeciendo mientras el cambio climático no sea adecuadamente encarado. Los países del Caribe experimentan a veces hasta cinco huracanes en una temporada”, indicó.

Ban recordó que el Consejo de Seguridad ha subrayado la amenaza que representa el cambio climático para la paz y la seguridad.

Vanuatu. ONU

Señaló que fenómenos como el aumento de los niveles del mar, la muerte de los arrecifes de coral y la creciente frecuencia y gravedad de los desastres naturales exacerban las condiciones que llevan al desplazamiento y la migración.

Agregó que el cambio climático también amenaza con aumentar las tensiones sobre los recursos naturales, lo que afecta la estabilidad doméstica y regional.

En este sentido, llamó a apoyar a esas islas y a poner en marcha el Fondo Verde para el Clima antes de la Conferencia sobre el tema prevista para diciembre en París, con la movilización de 100.000 millones de dólares por año para el 2020.

Además instó a la adopción de un acuerdo sustantivo sobre la cuestión ya que los pequeños Estados insulares están al frente de las amenazas del cambio climático.

Por otra parte, mencionó que los Estados insulares se concentran cada vez más en hacer frente a la amenaza del crimen transnacional organizado.

“Las amenazas incluyen el tráfico de drogas, la trata de personas, la piratería y crímenes contra la vida silvestre. Las islas del Caribe son vulnerables al tráfico de drogas y la violencia de las pandillas, que afectan las seguridad y el desarrollo”, dijo Ban Ki-moon.

El Secretario General mencionó que el CARICOM y el Foro de las Islas del Pacífico han ayudado a llamar la atención de la comunidad internacional sobre las vulnerabilidades de estos Estados.

Pero recordó que no tienen los recursos para combatir esas amenazas por sí mismos y que sólo a través de una asociación mundial se podrá asegurar un futuro sostenible.

Fuente: http://www.un.org/

Etiquetas: , ,