El Ministerio para la Transición Ecológica y Reto Demográfico ha identificado 30 zonas de intervención y 77 actuaciones a acometer en el litoral del Mar Menor para revertir su situación y lograr la recuperación de la laguna murciana, con actuaciones que incluyen demoliciones en el dominio público marítimo terrestre, la retirada de fangos o la persecución y eliminación de regadíos sin autorización.

Mar menor

Este Plan identifica las presiones existentes en el borde litoral del Mar Menor, así como en el tramo de costa comprendido entre el puerto de Pilar de la Horadada y Cabo de Palo/ Fuente: MITECO

Así consta en el ‘Plan para la protección del borde litoral del Mar Menor‘ que el Ministerio ha puesto en información pública este jueves con un periodo de consulta de dos meses en los que se recibirán las distintas aportaciones para su posterior tramitación.

Este documento se enmarca dentro de los trabajos que el MITECO está desarrollando para contar con estrategias de protección de la costa, de las que ya han sido redactadas y aprobadas las de El Maresme (Barcelona), Castellón Sur, Valencia Sur, Granada y Huelva; se ha terminado ésta del Mar Menor; está en ejecución la del delta del Ebro y, financiadas por la Unión Europea, se están redactando las de Almería, Málaga, Cádiz y Baleares. Además, el Ministerio ha avanzado que en breve comenzará a redactar la Estrategia para la Protección del Litoral español.

Según han informado fuentes de la Secretaría de Estado de Medio Ambiente del Ministerio para la Transición Ecológica y Reto Demográfico, el plan identifica, por un lado, las presiones a las que está sometido el borde litoral del Mar Menor, pero también en el tramo de costa comprendido entre el puerto de Pilar de la Horadada y Cabo de Palos.

El plan ha sido elaborado por la Dirección General de la Costa y el Mar y define un conjunto de medidas que se estiman necesarias para la recuperación, protección, restauración y correcta gestión del litoral.

El plan, una vez aprobado, se aplicará en la franja litoral y contempla mejoras en su manejo y gestión y ha tenido en cuenta los condicionantes físicos, humanos y medioambientales que puedan afectar a esa franja litoral.

Para el Ministerio las causas que han provocado al actual situación de deterioro ambienta en el Mar Menor están perfectamente identificadas, ya que han confluido la actividad minera desarrollada a lo largo de décadas, la actividad agraria que ha ido drenando fertilizantes al acuífero cuaternario; el desarrollo urbanístico, en ocasiones sobre el dominio público marítimo terrestre y los usos dentro de la laguna, algunos relacionados con la actividad turística.

En todo caso, insisten en que el plan ni quita ni pone competencias a los municipios, la comunidad autónoma o al Gobierno. Respecto a las competencias de la administración general del Estado, tiene dos, la que afecta a la protección del acuífero cuaternario a través de la Confederación Hidrográfica del Segura y la otra se refiere al dominio público marítimo terrestre.

En concreto, la Confederación Hidrográfica del Segura ha puesto en marcha la declaración en estado de riesgo químico de la masa subterránea de agua, lo que permitirá poner en marcha medidas cautelares previas.

En cuanto a la Dirección General de la Costa y del Mar está delimitando el dominio público marítimo terrestre y se estudia las distintas ocupaciones que están sobre dominio público marítimo terrestre con y sin el título que las legitima para ello.

Estas fuentes ministeriales apuntan que lo primero que se hará será redelimitar el Dominio Público Marítimo Terrestre para rescatarlo para la titularidad pública. Es decir que se recuperará el dominio público allí donde esté indebidamente ocupado.

Para ello, el documento identifica ciertas zonas en las que existen ocupaciones del DPMT y sobre las que se actuará para su recuperación.

En la misma línea se identificarán las diferentes vías de vertido al Mar Menor para estudiar las que están permitidas y las que no mediante un título que las avale. En el caso de las segundas se deberán eliminar en el marco de la intervención para revertir la contaminación.

De hecho, desde el Ministerio consideran que la recuperación no comenzará hasta que dejen de hacerse vertidos al Mar Menor, como ha ocurrido con la reciente recuperación del Embalse de Flix.

El secretario de Estado de Medio Ambiente, Hugo Morán, ha señalado que “el Mar Menor requiere de una solución integral para atacar sus problemas desde todos los frentes y también de forma coordinada con el resto de administraciones que tienen competencia sobre la laguna. El Estado ejecutará las medidas que son de su competencia y seguirá cooperando con el resto de administraciones y entidades para conseguir restaurar este espacio tan valioso”.

En definitiva, estima que una vez se eliminen las causas llegará el momento de intervenir en el proceso de rescate ecológico de la laguna.

Fuente: 20 Minutos, Europa Press