El Consejo de Ministros ha aprobado este martes el Real Decreto que completa la composición del Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico (Miteco), después de que el pasado 28 de enero se aprobara su estructura orgánica básica, que refuerza sus competencias en biodiversidad y transición justa.

Río Tajo

La principal novedad dentro de la Secretaría de Estado de Medio Ambiente pasa por “el refuerzo de las políticas medioambientales enfocadas a la biodiversidad”./ Fuente: Miteco

La norma fortalece ambas competencias a través del “desarrollo de la estructura hasta el nivel orgánico de subdirección general”, y define las competencias de cada uno de sus órganos”, según un comunicado del Miteco.

Además, incorpora nuevas funciones en materia de política forestal y control del comercio de especies amenazadas, así como la creación del Instituto de Transición Justa.

Transición Justa

El nuevo organismo responsable de las políticas de Transición Justa se crea sobre la base del actual Instituto para la Reestructuración de la Minería del Carbón y Desarrollo Alternativo de las Comarcas Mineras (IRMC).

Al trabajo realizado en la reactivación de comarcas mineras, incorpora las nuevas realidades derivadas de los procesos de transformación y cierre de centrales térmicas de carbón y nucleares.

Además, enfocará su actividad en “identificar y optimizar las oportunidades de actividad industrial y económica, especialmente vinculadas a la transición ecológica, para garantizar el empleo y el desarrollo de las zonas afectadas”.

Asimismo, el Instituto promoverá la coordinación de políticas industriales, de educación, formación profesional o empleo para “crear sinergias que ayuden a los territorios afectados por los cierres de centrales térmicas en los procesos de reactivación”.

La principal novedad dentro de la Secretaría de Estado de Medio Ambiente pasa por “el refuerzo de las políticas medioambientales enfocadas a la biodiversidad”.

Dos nuevas direcciones generales

De esta manera, partiendo de la anterior Dirección General de Biodiversidad y Calidad Ambiental, se crean dos nuevas direcciones generales: la Dirección General de Biodiversidad, Bosques y Desertificación, y la Dirección General de Calidad y Evaluación Ambiental, indica el comunicado.

Así, “continúan dependiendo de esta Secretaría de Estado la Dirección General del Agua, la Dirección General de la Costa y el Mar, y la Oficina Española de Cambio Climático”.

La Subdirección General de Biodiversidad Terrestre y Marina ejercerá las competencias en materia de biodiversidad en el medio terrestre, tanto en coordinación de las políticas de espacios naturales protegidos como en la de especies amenazadas.

Incorporación de nuevas competencias

También incorpora las competencias en materia de conservación de biodiversidad en el medio marino, asumiendo competencias directas de gestión de casi un centenar de lugares de la Red Natura 2000 marinos, entre Zonas de Especial Conservación y Zonas de Especial protección para las Aves.

Otra novedad es la incorporación a esta subdirección la competencia, que hasta ahora venía ejerciendo el Ministerio de Industria, Comercio y Turismo, como autoridad administrativa de gestión del Convenio CITES, del acuerdo ambiental cuya finalidad es “la protección de las especies amenazadas de fauna y flora silvestres mediante el control de su comercio”.

Esta novedad, recoge el comunicado, implica “reforzar aspectos de conservación de las especies afectadas por el comercio, y alinear nuestro país con los restantes Estados miembros de la Unión Europea, donde la autoridad de gestión recae en la administración ambiental”.

Dirección General de Biodiversidad, Bosques y Desertificación

La nueva Dirección General de Biodiversidad, Bosques y Desertificación integra dos subdirecciones (la de Biodiversidad Terrestre y Marina, y la de Política Forestal).

Asimismo, se le adscriben el Organismo Autónomo de Parques Nacionales (OAPN) y la Fundación Biodiversidad, señala el comunicado.

Política Forestal y Desertificación

También se incorpora a la nueva Dirección General de Biodiversidad, Bosques y Desertificación la Subdirección de Política Forestal y lucha contra la Desertificación, recuperando así un modelo de organización que, salvo durante los últimos 8 años, concentraba en la misma dirección general los “pilares básicos” de la gestión del medio ambiente: Política Forestal, Biodiversidad y Parques Nacionales.

En esta subdirección se integra, además, el operativo nacional de extinción de incendios forestales, con un importante despliegue de medios aéreos y brigadas de extinción, que prestan apoyo a todas las comunidades autónomas.

Finalmente, la Dirección General de Biodiversidad, Bosques y Desertificación asume la representación internacional ante el Convenio de Naciones Unidas de Diversidad Biológica y otros convenios, y “actuará como punto focal ante la Comisión Ballenera Internacional y ante las instancias comunitarias competentes”.

Dirección General de Calidad y Evaluación Ambiental

Por su parte, la otra nueva Dirección General de Calidad y Evaluación Ambiental integra tres subdirecciones: Economía Circular, anteriormente de Residuos, Aire Limpio y Sostenibilidad Industrial, y la subdirección de Evaluación Ambiental.

Planificación de la Descarbonización

La Secretaría de Estado de Energía incorpora la Subdirección General de Prospectiva, Estrategia y Normativa en Materia de Energía para “acompasar la descarbonización de la economía en cumplimiento con el Plan Nacional Integrado de Energía y Clima 2021-2030 y la Estrategia a Largo Plazo, que marca la senda hacia la neutralidad climática en 2050”.

La nueva Subdirección se encargará del desarrollo de la planificación y estrategia energética, la realización de proyecciones de demanda de productos energéticos, el análisis de series de consumo y precios energéticos por sectores y productos, el seguimiento de los indicadores coyunturales y sectoriales energéticos o la realización de análisis de estudios y estadísticas energéticas.

También abordará la coordinación y seguimiento de  la adaptación a la normativa de la Unión Europea, y el seguimiento, notificación y verificación de los compromisos internacionales suscritos por España en relación con los Planes Nacionales Integrados de Energía y Clima y la Estrategia de Descarbonización a Largo Plazo.

Dirección General de Política Energética y Minas

Por otro lado, la Dirección General de Política Energética y Minas mantiene su estructura, aunque la Subdirección General de Hidrocarburos  pasa a denominarse Subdirección General de Hidrocarburos y Nuevos Combustibles, para dar mayor peso en su acción a nuevos carburantes como puede ser el hidrógeno renovable.

Asimismo, este órgano recupera la función de certificación de biocombustibles, que estaba cedida temporalmente a la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC).

Reto demográfico

Por último, el Real Decreto “consolida la apuesta del Gobierno por afrontar el reto demográfico y luchar contra la despoblación”, con la ya creada Comisión Delegada del Gobierno para el Reto Demográfico, presidida de forma ordinaria por la vicepresidenta cuarta del Gobierno y ministra para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, Teresa Ribera.

La Secretaría General para el Reto Demográfico se apoya en la Dirección General de Políticas contra la Despoblación, por lo que para el desarrollo de sus funciones se ha creado la Subdirección General de Análisis, Planificación y Coordinación, y la Subdirección General de Iniciativas.

Fuente: EFEverde

Etiquetas: , ,