Europa genera más de 2,5 millones de toneladas de residuos al año. Esto equivale a una media de casi cinco toneladas por habitante, 4.984 kg. Más de la mitad de estos residuos (un 63%) son minerales y provienen de la extracción minera y la construcción. Aunque muchas veces el enfoque se pone en el ciudadano, sólo el 8% de los residuos proviene de los hogares europeos. Si se cuentan solamente los residuos urbanos, cada ciudadano español genera de media 448kg de basura al año, seis veces más que su peso medio, de alrededor 70kg.

Aún así, esta es una gran cantidad de residuos que ponen en juego la capacidad de los países europeos para gestionarlos. En este contexto, el Parlamento Europeo ha aprobado una serie de medidas para pedir a la Comisión Europea que ponga en marcha la llamada economía circular. Es decir, el uso de los residuos para generar nuevos materiales, lo que a la vez generaría más empleo, beneficios económicos y contribuiría al medio ambiente. Las medidas se centran en cuatro puntos: la gestión de los residuos municipales, los vertederos, el empaquetado, y los vehículos, baterías y residuos de equipamiento electrónico.

Residuos urbanos y de los hogares

Desde hace años que se conciencia a la población para reciclar y reutilizar los residuos que se generan en los hogares. En 2014, la Unión Europea recicló el 44% de los deshechos, aunque la diferencia entre países es significante. Mientras que Austria recicló un 56%, España solo llegó al 30% y Malta al 8%. El Parlamento Europeo propone que en 2030 se alcance una tasa de reciclaje del 70%.

Sin embargo, algunos eurodiputados abogan por reducir la cantidad de residuos que se generan por habitante promoviendo la reutilización de los productos y los mercados de segunda mano. Es decir, ir a la raíz del problema y cambiar el sistema actual de consumo constante.

Otro punto de enfoque es el despilfarro de alimentos. En la Unión Europea cada habitante tira de media 15kg de alimentos a la basura cada mes, un 5% de los alimentos que consume.

Pixabay

Uso de vertederos

La mayoría de estos residuos que generamos van a los vertederos y se quedan en suelo europeo por años. Aunque la Unión Europea limita el uso de vertederos al 35% y prohíbe la eliminación de residuos no tratados, muchos países están lejos de conseguir estos objetivos. Uno de ellos es España, que envía el 55% de los residuos a vertederos y además tiene 30 vertederos irregulares. Para el 2030, el Parlamento Europeo propone que se limite al 5% el uso de vertederos, aunque con algunas excepciones para algunos países.

Otros métodos de eliminación de residuos son la incineración o la gestión de los residuos. Por ejemplo, aunque Dinamarca es de los países que más residuos genera, 789kg por habitante, solamente un 1% termina en vertederos. La mayoría los incinera para la producción de energía.

Varios eurodiputados apuestan por la revalorización y reutilización de las materias primas, pues es algo en lo que los países europeos escasean. Por una parte, garantizaría el acceso a estos materiales para generaciones futuras y por otra parte, ayudaría a suplir el déficit que generan las importaciones.

Envases, empaquetados, y residuos electrónicos

De todos los materiales de plástico, vidrio y cartón que sirven para el empaquetado, el plástico es el que menos se recicla. En España, los hogares españoles solo envían el 56% del plástico al reciclaje. Además, muchos de estos materiales podrían ser reutilizados. Por ejemplo, las botellas de plástico y las latas podrían ser substituidas por botellas de vidrio las cuales, a la vez, podrían ser reutilizadas con un buen sistema de recogida.

Por lo que hace a las baterías y al tratamiento de los equipamientos electrónicos, aún queda mucho espacio por recorrer. Aunque la obsolescencia programada y el avance constante de la tecnología juegan en nuestra contra, se estima que si se recuperaran el 95% de los teléfonos móviles se ahorraría un billón de euros al año en los costes de material. Minerales que, además, se extraen en zonas en conflicto del continente africano, lo que provoca desestabilización y violencia en la región.

Circular economy package Four legislative proposals on waste

Fuente:

Etiquetas: , , , ,