Las proyecciones futuras de cambio climático apuntan hacia un incremento de la escasez de agua y la sequía en la región mediterránea.

En este contexto, el nuevo proyecto europeo BEWATER tiene por objetivo promover el diálogo y la colaboración entre la ciencia y la sociedad en la gestión sostenible del agua en la región mediterránea. Los socios del proyecto organizarán procesos participativos con científicos y otros agentes sociales de cuatro cuencas piloto a lo largo del Mediterráneo (Cataluña, Chipre, Eslovenia y Túnez).

Todos ellos deberán identificar y poner en común las presiones del cambio climático sobre su territorio y las diferentes opciones de gestión del agua que se llevan a cabo. Con esta información todos los actores implicados deberán diseñar conjuntamente planes de adaptación de sus territorios al cambio climático.

“Estos planes deben permitir aumentar la resiliencia de los sistemas sociales y ecológicos vinculados a cada una de las cuencas hidrográficas”, apunta Diana Pascual, una de las investigadoras del Centre de Recerca Ecològica i Aplicacions Forestals (CREAF) que coordina el proyecto.

Desembocadura del río Segura, Guardamar. wikimedia.org

BEWATER pretende mejorar la concienciación pública sobre la importancia de la gestión sostenible del agua, desarrollar procesos de aprendizaje mutuo innovadores y crear más responsabilidad social en esta temática. Estos tres factores serán clave para definir e implementar estrategias y políticas de adaptación de estos espacios con éxito.

El proyecto, de tres años y medio de duración, cuenta con un presupuesto total de casi tres millones de euros y ha sido financiado por el 7º Programa Marco de la Unión Europea dentro de la iniciativa Science in Society. Liderado por el CREAF, cuenta con la participación de 12 instituciones, entre las que se encuentran centros de investigación, empresas, ONG, instituciones europeas, plataformas y entidades con un compromiso decidido a impulsar estos procesos a partir de una metodología innovadora que podrá ser extrapolable a otras regiones y contextos.

De hecho, BEWATER cuenta entre sus socios con la participación de la Oficina Regional del Mediterráneo de la European Forest Institute (EFIMED) que gracias a su red de contactos coordinará la difusión por todos los países europeos.

Un proyecto basado en la colaboración multiactor

El proyecto simboliza una transición entre un enfoque de la gestión del agua basada sólo en soluciones tecnológicas hacia una nueva visión basada en la planificación y gestión conducidas por los diferentes actores. El proyecto se centra en un proceso iterativo de aprendizaje recíproco entre la sociedad y la ciencia, y en la transferencia de conocimiento multidireccional y multisectorial. BEWATER apuesta por este cambio que permitirá una respuesta proactiva a las presiones del cambio climático

Fuente: Ecoticias

Etiquetas: , , , ,