La Asociación Nacional de Perfumería y Cosmética (Stanpa) ha presentado el pasado viernes un conjunto de medidas para ofrecer una información más clara al consumidor en el correcto desecho de toallitas húmedas, un problema que genera pérdidas de 200 millones de euros en las redes de saneamiento de España.

Dentro de este paquete de medidas, se incluye el “Código de Buenas Prácticas de etiquetado de Toallitas y Papel Higiénico Húmedo” mediante el que obligan a los productores a “mejorar la evaluación técnica de los productos”, según un comunicado de la asociación.

El sector cosmético aprueba medidas para desechar mejor las toallitas húmedas

© Asociación Nacional de Perfumería y Cosmética (Stanpa)

Stanpa, que engloba a los principales fabricantes de estos objetos de limpieza personal desechables, asegura que esta iniciativa está centrada en “eliminar las toallitas y el papel higiénico húmedo de la manera más respetuosa con el medio ambiente”.

Degradabilidad de las toallitas húmedas

La directora general de Stanpa, Val Díez, ha destacado que la iniciativa pretende “hacer obligatoria una norma que ofrece una información clara al consumidor sobre cómo desechar correctamente los productos”.

Díez ha recordado que “de manera general, las toallitas siempre deben tirarse a la papelera”.

“Sólo el papel higiénico húmedo, que tendrá que pasar hasta cinco pruebas para asegurar su degradabilidad, podrá desecharse por el inodoro de acuerdo con la Norma UNE 149002”, ha explicado la directora general de Stanpa.

Esta norma establece “reglas claras y compartidas” por estos productos desechables han de acreditar que cumplen con los criterios de aceptación en materia de descomposición, sedimentación, dispersión, desintegración y biodegradación, afirma Stanpa.

La Norma UNE 149002:2019, un estándar pionero

Con el fin de dar una respuesta eficaz a la problemática de los atascos en los sistemas de saneamiento, la Asociación Española de Normalización (UNE), a través de su Comité de Ingeniería del Agua, publicó en febrero de 2019 la Norma 149002:2019 sobre productos desechables en el inodoro. Esta norma, coordinada por la Asociación Española de Abastecimientos de Agua y Saneamiento (AEAS), contó además con la participación de los fabricantes de papel higiénico seco y húmedo, toallitas y diferentes expertos en ingeniería y medioambiente, incluyendo a Stanpa.

Tras un trabajo que ha durado varios meses y el consenso de los participantes, la Norma, pionera en Europa, incorpora estándares más ambiciosos y establece unas reglas claras y compartidas a seguir por los productores de toallitas, papel higiénico húmedo y otros productos desechables. Estos deben superar hasta cinco ensayos que acrediten que cumplen con los criterios de aceptación en materia de composición, sedimentación, dispersión, desintegración y biodegradación. Por ejemplo, los productos no deben contener materiales sintéticos en su composición.

Asimismo, la norma establece el marcado, etiquetado y los mensajes que se deben utilizar en los productos que cumplan con el estándar, para asegurar que sólo acaben en el inodoro aquellos que efectivamente sean desechables.

El código stanpa de buenas prácticas

Más allá de la elaboración del nuevo estándar, la industria fabricante da un paso adelante a través de la publicación de un Código de Buenas Prácticas que compromete al sector.

Mediante este compromiso, las empresas asumen como obligatoria la referencia de la Norma UNE 149002: 2019. Autocontrol de la publicidad, organismo independiente de autorregulación, será la entidad responsable de velar por el cumplimiento del código.

Fernando Morcillo, presidente de AEAS, destacó que “el convertir la norma UNE voluntaria en un referente obligado es un salto cualitativo excepcional y admirable, y una muestra de compromiso del sector de toallitas en avanzar hacia la solución de los problemas de los atascos en el alcantarillado”.

Hasta el momento, el Código de Buenas Prácticas ha sido firmado por la práctica totalidad de compañías y grupos cosméticos que comercializan toallitas y papel higiénico húmedo. Con el fin de adaptar sus procesos y productos, contarán con un plazo de 18 meses para implementar el nuevo etiquetado y comunicaciones publicitarias, lo que será evaluado bajo la supervisión de Stanpa y Autocontrol.

Atascos en desagües

La asociación Stanpa asegura que este cambio está motivado por la preocupación del sector en relación a la sostenibilidad y el medio ambiente, ante los casos de atascos producidos en los sistemas de aguas de algunas ciudades, junto con las opiniones recabadas entre los consumidores.

Según datos de la Asociación Española de Abastecimientos de Agua y Saneamiento, las toallitas húmedas provocan atascos en los desagües que afectan a las redes de saneamiento y al funcionamiento de las depuradoras con costes que superan los 200 millones de euros al año en España.

Un 63 % de los envases de toallitas son destinadas para uso infantil, mientras que un 9 % se destinan a otros usos como desmaquillantes, cuidado corporal o higiene femenina.

La Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) denunció en 2016 que 15 marcas de toallitas húmedas que se anunciaban como desechables o biodegradables, de 19 analizadas, ninguna de ellas se degradaba en el agua más del 5 % en el transcurso de dos meses, cuando deberían superar el 60% para ser consideradas biodegradable.

La presentación ha contado con la presencia del Secretario de Estado de Medio Ambiente, Hugo Morán; del presidente de la Asociación Española de Aguas de Saneamiento (AEAS), Fernando Morcillo; ante representantes del Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar y del Ministerio de Industria, Comercio y Turismo, así como otras asociaciones relacionadas con el sector cosmético.

Fuente: EFEverde y https://www.residuosprofesional.com/

Etiquetas: , , ,