El Ayuntamiento de Madrid, a través de la Empresa Municipal de Transportes, se dispone a poner en marcha un innovador proyecto cero emisiones, pionero en España. Se trata del sistema con recarga de oportunidad por inducción. Las estaciones de recarga se sitúan en las cabeceras de las líneas donde, en menos de 8 minutos, las baterías de los autobuses recuperan su energía.

Inés Sabanés, la concejala de Medio Ambiente y Movilidad del Ayuntamiento de Madrid, anunciaba hoy en Twitter su presentación:

“Medida 11 Plan A Calidad de aire : renovación para lograr flota EMT 100% sostenible. Hoy a las 10:30 la primera línea convencional 100% eléctrica y la primera con recarga de oportunidad por inducción de España. Será la línea 76 que recorre Usera y Villaverde”

La presentación tendrá lugar este viernes en la línea 76 que, con un itinerario de 14 kilómetros, cubre el trayecto entre la plaza de la Beata María Ana de Jesús y Villaverde Alto. Esta ruta se convertirá así en la primera línea de autobuses de España servida íntegramente por autobuses eléctricos con sistema de recarga por inducción.
Una vez finalizado el desarrollo del proyecto y concluido satisfactoriamente el periodo de pruebas, se prevé que la línea 76 empiece a operar íntegramente con estos autobuses eléctricos el próximo 22 de enero.

Aumenta más de un 400% el uso de los aparcamientos intermodales en Madrid

Por otra parte, los aparcamientos intermodales de la Empresa Municipal de Transportes de Madrid han experimentado un aumento en su utilización de más de un 400% durante el último trimestre del año.

Desde el pasado mes de septiembre, EMT en colaboración con el Ayuntamiento de Madrid, lanzó una campaña de comunicación con el objetivo de dar a conocer a la ciudadanía la solución de movilidad que el aparcamiento en régimen disuasorio ofrece.

A partir de la campaña, los aparcamientos que gestiona EMT han experimentado un crecimiento medio de más de un 400% respecto a la utilización entre los meses de enero y junio de este mismo año. La cifra más alta, más de 900 usos mensuales, se ha logrado durante el mes de noviembre en el aparcamiento de avenida de Portugal.

Un aparcamiento disuasorio permite aparcar sin coste de lunes a sábado, entre las 6 y las 22 horas, a los usuarios que combinen el uso del aparcamiento con la utilización de transporte público colectivo. Para beneficiarse de la gratuidad es necesario estacionar el vehículo un mínimo de 5 horas y un máximo de 16 horas. Al retirar el vehículo el usuario debe presentar el título de transporte que haya utilizado ese día junto con el tique del aparcamiento.

Tal y como se especifica en la medida 8 del Plan A, los aparcamientos intermodales tienen como principal objetivo mejorar la calidad del aire, evitando que los vehículos privados entren en la almendra central de la ciudad. Con estas infraestructuras se persigue mejorar la sostenibilidad de la movilidad urbana, especialmente en los momentos de mayor intensidad de tráfico fomentando el uso del transporte público colectivo en detrimento del vehículo privado para acceder y circular por la ciudad.

Fuente: Ayuntamiento de Madrid. Cadena Ser