España, que ha ostentado la presidencia del Convenio OSPAR en los últimos seis años, cerrará su mandato esta semana en Tenerife, en una reunión en la que se abordarán propuestas como crear un santuario en el Ártico que aumente su protección y la resistencia del planeta contra el cambio climático y proyectos para recuperar y gestionar la basura marina, entre otras como incluir Canarias y Madeira en la zona bajo el convenio.

Así, la directora de Sostenibilidad de la Costa, del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, Raquel Orts, ha indicado en una entrevista con Europa Press que OSPAR, que el convenio sobre la protección del medio marino del Atlántico Nordeste, celebrará del 20 al 24 de junio una reunión en Tenerife, que estará presidida por Víctor Escobar, y que pondrá fin al mandato de España en la Presidencia.

“La última reunión que se había celebrado en España fue en 2001″, ha comentado la directora general a Europa Press, al tiempo que ha destacado la importancia de que tenga lugar en Tenerife porque la intención de España es promover, junto con Portugal, que la región macaronésica entre a formar parte del Convenio de Ospar y que la propuesta incluya a los archipiélagos de Canarias y de Madeira.

Para Orts, durante los seis años de mandato español en OSPAR se han logrado “muchos e importantes” objetivos, que incluyen 40 medidas para la protección del hábitat y especies como los caballitos de mar, los cetáceos, las tortugas o las montañas submarinas, entre otras; así como establecer un plan regional de basuras marinas o la protección de más de 200.000 kilómetros cuadrados protegidos.

“El papel de España en OSPAR es importante y fundamental porque además actúa como país bisagra entre el Convenio del Atlántico y el Convenio del Mediterráneo”, ha destacado.

http://www.ospar.org/

PASOS PARA LOGRAR UN SANTUARIO EN EL ÁRTICO

Asimismo, se ha centrado en explicar la propuesta que se analizará esta semana en la isla canaria que plantea crear un santuario en el Ártico para su protección.

A este respecto, la directora general ha confirmado que la postura de España es favorable a esta propuesta que pretende desarrollar un área protegida en el Ártico, que incluiría la protección de la banquisa de hielo como el agua que lo rodea, todo el ecosistema, lo que beneficiará a España ya que aumentará la capacidad de la Península Ibérica de resistir mejor al cambio climático.

“Vamos a tratar de colaborar como OSPAR y con los países del Consejo del Ártico, porque el objetivo de España es mejorar y reforzar la protección del Ártico”, ha defendido.

Asimismo, además de proteger este enclave también se tratará en la reunión sobre como reforzar la gobernanza entre OSPAR y otras instituciones con objetivos más generales, de modo que se pueda llegar a un uso más sostenible de la región.

RESULTADOS, EN UNA SEMANA

“A lo largo de las reuniones de toda la semana veremos, aunque España está a favor y esperamos que termine con buenos resultados y una orientación sobre los futuros pasos sobre su protección y la gobernanza con otros organismos”, ha confirmado.

Por otro lado, ha informado de que también se espera aprobar otras recomendaciones sobre hábitat y especies como el salmón, la planas mareales y cuestiones sobre contaminación y basuras marinas, así como fijar valores para la conservación del medio marino y un nuevo plan de monitorización de la contaminación y ciertas medidas sectoriales de pesca.

En este contexto, ha explicado que aunque las resoluciones de OSPAR son “recomendaciones”, pueden convertirse en obligatorias porque la Unión Europea forma parte del Convenio, de modo que puede incorporarlas en sus Directivas y, en ese momento, sí serán obligatorias para los estados miembro.

Respecto al proceso de incluir a la Macaronesia, Orts ha admitido que esta es una propuesta a largo plazo, porque debe ser plantearse de forma conjunta y coordinada por parte de España y Portugal y, a continuación incluirse por todas las partes. Por ello, ha adelantado que esta semana en Tenerife se celebrarán reuniones bilaterales con el país vecino para dar pasos de cara a incluir a Madeira y Canarias en el Convenio, una vez que las islas Azores ya son parte.

En cuanto a los valores de evaluación, ha explicado que se quieren establecer unos valores comunes de indicadores concretos de contaminación, como por ejemplo el contenido de mercurio en moluscos, para conocer el buen o mal estado en todos los países, bajo el mismo criterio. Del mismo modo se establecerán valores para varios contaminantes y también para la basura marina.

En concreto, estos valores se establecen en base a criterios de instituciones científicas europeas con la participación de los países que está evaluando el estado actual de cara a evaluar el futuro de la situación de contaminantes como el mercurio, el psb, los hidrocarburos policíclicos aromáticos, nutrientes, clorofila, oxígeno disuelto, aportes de nutrientes, etcétera.

LIMPIAR EL MAR DE LA BASURA

La directora general se ha referido también a la propuesta de recomendación sobre la basura marina, que tratará de promover que los puertos gestionen de manera adecuada la basura que recogen de forma altruista los barcos pesqueros, en paralelo a su actividad. A este respecto, ha indicado que OSPAR promoverá que haya recursos suficientes para gestionar esta basura.

También se analizará una propuesta dirigida a evitar la entrada en el medio marino de los microplásticos, de modo que en primer lugar se va a evaluar el problema para después abordar el problema específico con medidas sectoriales paliativas.

En definitiva, ha dicho que España es “consciente” del papel fundamental de los convenios marinos regionales y que, en concreto, OSPAR es el más desarrollado en materia de protección del medio marino y que ampliará sus objetivos.

En este contexto, cree que la cita de la próxima semana servirá también para repasar las medidas adoptadas en estos seis años para ver lo que deberá hacer la próxima Presidencia del Convenio, que también se elegirá en la cita tinerfeña.

Finalmente, ha elogiado y agradecido el papel “fundamental” que han jugado las organizaciones medioambientales en este periodo en OSPAR y a la hora de favorecer propuestas con su “ayuda inestimable de la que no se puede prescindir” porque, en ocasiones suplen “algunas carencias” de los Estados.

El Convenio sobre la Protección del Medio Marino del Atlántico Nordeste (OSPAR) se suscribió en París en 1992 tras refundir el Convenio de Oslo, para la prevención de la contaminación marina provocada por vertidos desde buques y aeronaves, y el convenio de París para la prevención de la contaminación marina de origen terrestre. España lo ratificó en 1994 y entró en vigor en 1998.

Los artículos del Convenio son de cumplimiento obligatorio para las partes contratantes, que son Bélgica, Dinamarca, Finlandia, Francia, Alemania, Irlanda, Islandia, Luxemburgo, Holanda, Noruega, Portugal, España, Suecia, Suiza, Reino Unido y la Comunidad Europea.

La estrategia de OSPAR para la década actual se basa en la diversidad biológica y los ecosistemas; las sustancias peligrosas; las radiactivas; la eutrofización y la industria del gas y el petróleo en alta mar.

Fuente: http://www.telecinco.es/

Etiquetas: , , ,