El Instituto de Adaptación Global (GAIN, en sus siglas en inglés) presentó en la Universidad de Princeton (Nueva Jersey) el resultado del trabajo de un equipo de 22 científicos que han combinado la vulnerabilidad y preparación de los países a las consecuencias del cambio climático.

Para ello, se han tenido en cuenta los datos que los principales organismos internacionales atribuyen a esos países en 50 indicadores.
Los primeros cinco puestos del ránking de adaptabilidad los ocupan Dinamarca, Suiza, Australia, Noruega y Reino Unido; mientras que a la cola se sitúan Corea del Norte, Congo, Irak, Burundi y Chad.

España, tras 16 años mejorando posiciones en el Índice, se mantiene en el puesto 22 desde 2006, aunque los últimos años ha ido perdiendo puntuación y ha pasado de rozar los 80 puntos sobre 100 a quedarse en 74,8 en el último informe.

Según el director de Ciencia de GAIN, el físico español Bruno Sánchez-Andrade, la caída de la puntuación española está relacionada con el agua, su mayor factor de vulnerabilidad.
España “será uno de los países que sufrirá un mayor cambio en las precipitaciones proyectadas para finales de siglo”, lo que influirá negativamente en dos de sus sectores económicos más importantes, el agrícola y el energético, mencionó el experto.

En cuanto a preparación, agregó, España arroja sus peores datos en los indicadores de “estabilidad política, control de la corrupción y rendición de cuentas”.

Si bien los datos del Índice representan lo acontecido hasta principios de 2012, Sánchez-Andrade avanzó que en el ránking de 2013 España continuará esta tendencia negativa.
En el resto de Europa, los países del norte se mantienen en las primeras posiciones por sus elevados niveles de preparación; otros, como Italia o Irlanda, han perdido puntuación, y países del este como Polonia, República Checa, Lituania o Estonia han mejorado posiciones.

Vulnerabilidad ante el cambio climático según índice GAIN.

EE.UU Y Latinoamérica

Estados Unidos también ha caído en la lista, al pasar de la posición 14 a la 15, fundamentalmente por un empeoramiento de su preparación, que el director de GAIN y ex número dos del Banco Mundial, Juan Jose Daboud, atribuyó “al desorden fiscal, la excesiva regulación y el incremento de la corrupción”.

En Latinoamérica, por su parte, han mejorado posiciones Chile, Uruguay, Colombia y Perú,“en gran parte por las reformas económicas que han llevado a cabo”, subrayó Daboud; mientras que los países de Centroamérica continúan en las últimas posiciones, en parte por sus múltiples fuentes de vulnerabilidad climática.

Entre los 50 indicadores utilizados figuran, en lo que se refiere a la vulnerabilidad, factores como los kilómetros de costa, la disponibilidad de agua en cantidad y calidad, la modificación proyectada de precipitaciones debido al cambio climático, o la cantidad de alimentos o energía que importa.

Para evaluar la preparación ante esas situaciones se tiene en cuenta la “fortaleza de los países desde el punto de vista social, económico y político”.

El Índice GAIN 2012 es una herramienta “abierta y gratuita” que está disponible en la página web de la organización con el fin de “convertirse en una matriz de métrica global que ayude a los países a hacer las transformaciones necesarias de cara a la adaptación, y oriente a las empresas hacia dónde dirigir sus inversiones”, incidió Daboud.

El director de GAIN destacó la importancia de que el sector privado cuente con más información para adaptarse a las consecuencias del cambio climático e invierta en cooperación, en tanto que el 50 % de las empresas ya se han visto afectadas por alguno de estos efectos, como inundaciones o sequías.

GAIN es una organización con sede en Washington, apolítica, sin ánimo de lucro y dedicada a facilitar a países, empresas y organizaciones no gubernamentales la adaptación al cambio climático. El presidente de su consejo asesor es el ex presidente del Gobierno español José María Aznar y su principal donante es el fondo de capital riesgo americano NGP.

Fuente: EFE

Etiquetas: , , , ,