Tres años después de la firma del Acuerdo de París, en el que la comunidad internacional se comprometió a trabajar para limitar el alza de la temperatura global a menos de 2 ºC respecto a la era preindustrial, las naciones participantes del mismo, reunidas en Katowice, Polonia, en el marco de la COP24, acordaron las reglas para la aplicación de este tratado.

“Ha sido un largo camino (…) no fue una tarea fácil”, dijo Michal Kurtyka, presidente de la 24 Conferencia de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) sobre Clima, tras una recta final de negociaciones que se retrasó más de 24 horas.

La COP24 debía finalizar el viernes 14 de diciembre, después de casi dos semanas, pero las diferencias entre los casi 200 países involucrados mantuvieron a los negociadores en pie hasta el día siguiente.

Finalmente, se encontró un terreno de entendimiento entre territorios, “un compromiso”, destacó Gebru Jember Endalew, presidente del Grupo de los Países Menos Desarrollados, aunque, a pesar de este hito, no se logró acordar ningún compromiso para revisar objetivos individuales de reducción de emisiones de gases de efecto invernadero.

Pero “el impacto de este paquete de medidas es positivo para el mundo”, sostuvo no obstante Kurtyka.

Energy News

Energy News

¿Qué se acordó?

El paquete de reglas, de casi 120 páginas, tiene como objetivo principal el de evitar que la temperatura global suba más de 1.5 grados centígrados durante el siglo en curso. Para evitarlo establece medidas relacionadas con transparencia, financiación, adaptación y recortes de emisiones de gases de efecto invernadero.

Por ejemplo, se establece la forma en la que cada nación tendrá que notificar sus planes de recorte, qué tipos de gases se deben combatir, los plazos en los que se revisarán los compromisos contra el calentamiento y cómo dará seguimiento a las promesas de financiación.

El Acuerdo de París ya planteaba que, a partir de 2020, las naciones más ricas contribuyeran a un fondo de 100,000 millones de dólares para ayudar a los Estados con menos recursos a adaptarse a los impactos del cambio climático. Ahora también se incluyen normas para hacer el seguimiento de ese compromiso.

Cara y cruz de Cop24

Las principales organizaciones ecologistas han valorarado el paso que supone la cumbre del clima (COP24), donde se han establecido las reglas que permitirán aplicar el Acuerdo de París, aunque lamentaron la falta de ambición del texto consensuado.

“Los líderes mundiales presentes en Katowice han logrado avances importantes pero, aun así, lo que hemos visto en Polonia revela una falta de comprensión fundamental por parte de algunos países de la crisis actual” que vive el planeta, dijo el portavoz de cambio climático del Fondo Mundial para la Naturaleza (WWF), Manuel Pulgar.

“Afortunadamente, el Acuerdo de París está demostrando ser resistente a las tormentas de la geopolítica global, por lo que ahora necesitamos que todos los países se comprometan a aumentar la ambición climática antes de 2020, porque el futuro de todos está en juego “, añadió.

Para Florent Marcellesi, eurodiputado español de EQUO en el grupo Verdes/ALE que ha estado durante toda la semana en COP24 siguiendo las negociaciones climáticas:  “Esta cumbre climática es una gran decepción. Las decisiones y la acción climática de los gobiernos están cada vez más alejados de las demandas ciudadanas y los análisis científicos.

El objetivo de esta cumbre era establecer compromisos políticos y reglas concretas sobre la mejor manera de poner en marcha el Acuerdo de París y mantener el calentamiento global por debajo de 1.5 grados. Si bien se han conseguido algunos progresos técnicos, lo que piden millones de ciudadanos no son solo reglas técnicas sino una alta ambición alineada con el informe de los científicos internacionales. Esta ambición supondría un mejor clima y grandes oportunidades económicas con millones de empleos de calidad.

Para Greenpeace, el acuerdo de Katowice sabe a poco “ante la necesidad de una acción más ambiciosa y urgente, especialmente después de las evidencias claras que han llegado desde la comunidad científica”.

La organización ecologista cuestiona la “falta de liderazgo de la presidencia polaca (de la cumbre)”, ya que la negociación tuvo que ser finalmente “salvada” por los negociadores de Naciones Unidas.

Más crítica fue la coalición Justicia Climática, que recordó las palabras de la adolescente sueca de 15 años Greta Thunberg, quien durante esta COP24 habló ante delegados y afirmó que “los sufrimientos de muchos van a pagar los lujos de unos pocos”, y lamentó que este mensaje sirve para resumir los resultados obtenidos.

El coordinador de Energía Limpia del Movimiento Ciudadano contra el Cambio Climático, Antonio Zambrano, dijo que en Katowice los intereses de los países ricos, “que han desoído sus obligaciones morales y legales, harán que los países pobres corran solos con los efectos del cambio climático”.

Estados Unidos recibe las principales críticas, ya que ha sido durante esta cumbre el más escéptico ante los resultados del Informe Científico del Comité de expertos de Naciones Unidas (IPCC, por sus siglas en inglés) y, según estas organizaciones, ha intentado en todo momento que los países en desarrollo asuman la misma responsabilidad que los más desarrollados.

Brasil también ha merecido las críticas de los colectivos ecologistas, ya que su postura negativa a modificar la regulación del mercado de carbono fue uno de los principales escollos que demoraron llegar a un acuerdo en Polonia.

“Brasil ha promovido permitir que los especuladores se beneficien de sus bosques a través de los bonos de carbono”, lamentó el director de War on Want, Asad Rehman, quien subrayó que “pese a que el comercio de carbono es una política fallida, Brasil sigue promoviéndolo” en “una copia a las políticas de Donald Trump”, el presidente estadounidense.

Fuente: EFE, Tecreview

Etiquetas: , , ,