La Comisión Europea lanza la iniciativa Green City Accord, un acuerdo de alcaldes europeos comprometidos con hacer ciudades más limpias y saludables.

azotea plantas

Las ciudades que firmen este acuerdo se comprometerán a abordar los desafíos ambientales más urgentes a los que se enfrentan sus ciudades.

Su objetivo es mejorar la calidad de vida de todos los europeos y acelerar la aplicación de las normativas medioambientales de la UE. Al firmar este acuerdo, las ciudades se comprometen a abordar cinco áreas de la gestión ambiental: aire, agua, naturaleza y biodiversidad, economía circular y residuos y ruido.

Las ciudades que firmen este acuerdo se comprometerán a abordar los desafíos ambientales más urgentes a los que se enfrentan sus ciudades. Al unirse al mismo, los alcaldes acuerdan intensificar sus esfuerzos en cinco áreas clave para 2030.

Al firmar el acuerdo Green City Accord, las ciudades se convertirán en parte de un movimiento creciente para salvaguardar el medio ambiente natural y mejorar la calidad de vida de los europeos. Las ciudades también apoyarán el Pacto Verde Europeo y la consecución de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS).

Áreas de la gestión ambiental del acuerdo

En el ámbito del aire, los firmantes acuerdan alcanzar una mejora significativa de la calidad del aire acercándose a las directrices de calidad del aire de la OMS y poniendo fin a las superaciones de las normas de calidad del aire de la UE lo antes posible. En cuanto al agua, se pretenden conseguir avances significativos en la mejora de la calidad de las masas de agua y la eficiencia del uso del agua.

Para proteger la naturaleza y la biodiversidad, se requiere un progreso considerable en la conservación y mejora de la biodiversidad urbana, incluso mediante un aumento en la extensión y la calidad de las áreas verdes en las ciudades, y deteniendo la pérdida y restauración de los ecosistemas urbanos.

Respecto a la circularidad, se requiere avanzar hacia la economía circular asegurando una mejora significativa en la gestión de los residuos domésticos municipales, una importante reducción en la generación de residuos y el vertido, y un aumento sustancial en la reutilización, reparación y reciclaje.

Por último, en el área del ruido, se deberá reducir significativamente la contaminación acústica en las ciudades y acercarse a los niveles recomendados por la OMS.

Compromisos medioambientales

En cada una de estas áreas, los signatarios se comprometen a establecer niveles de referencia y establecer objetivos ambiciosos que vayan más allá de los requisitos mínimos establecidos por las leyes de la UE dentro de los dos años posteriores a la firma, así como también deberán implementar políticas y programas de manera integrada, para lograr sus objetivos en 2030, e informar sobre la implementación y el progreso cada tres años.

En una primera fase, el Green City Accord está abierto a cualquier ciudad ubicada en la Unión Europea, sea cual sea su tamaño y el estado de su desarrollo ambiental. Las ciudades de los países del Espacio Económico Europeo y de Suiza podrán unirse a la segunda fase, y otras ciudades de la región europea más amplia pueden ser elegibles para unirse en una etapa posterior.

Fuente: Construible

Etiquetas: , , ,