Un consorcio financiado por la UE, compuesto por pequeñas y medianas empresas e institutos de investigación ha desarrollado un sistema de recuperación de vertidos de petróleo “altamente efectivo y capaz de funcionar en las condiciones más adversas”, según informa a través de un comunicado CORDIS, el Servicio de Información Comunitario sobre Investigación y Desarrollo.

FORCE7 es un proyecto cuyos artífices diseñaron y probaron un sistema innovador que consiste en unas «fregonas» colocadas en los costados o en la popa de un remolcador y que se arrastran haciéndolas pasar por un vertido de crudo.

Estas fregonas están hechas con una combinación novedosa de fibras textiles, estructuras y tratamientos que absorben grandes cantidades de petróleo, lo cual reduce enormemente la cantidad de agua recogida. Una vez se saturan las fregonas, éstas se suben a bordo, donde pasan por unos rodillos que las escurren para eliminar el petróleo, que se consigue recuperar. A continuación se vuelven a desplegar para que completen otro ciclo de limpieza.

Aunque actualmente el polipropileno es el material absorbente de mayor uso para la limpieza de vertidos de petróleo, los investigadores han comprobado que las fibras naturales tales como el algodón, la lana o el lino presentan prestaciones superiores, al tiempo que provienen de recursos renovables.

Sistema Force 7 euronews.com

Se realizó una modelización  y un estudio de distintas configuraciones de fregonas mediante la simulación del entorno marino a fin de determinar los parámetros clave. Esta información se empleó en diseñar y construir un sistema eficaz de recuperación de petróleo adecuado para su uso en aguas frías y con temporal que se probará a escala natural en el mar.

FORCE7 es un proyecto cuyos artífices diseñaron y probaron un sistema innovador que consiste en unas «fregonas» colocadas en los costados o en la popa de un remolcador y que se arrastran haciéndolas pasar por un vertido de crudo.

Estas fregonas están hechas con una combinación novedosa de fibras textiles, estructuras y tratamientos que absorben grandes cantidades de petróleo, lo cual reduce enormemente la cantidad de agua recogida. Una vez se saturan las fregonas, éstas se suben a bordo, donde pasan por unos rodillos que las escurren para eliminar el petróleo, que se consigue recuperar. A continuación se vuelven a desplegar para que completen otro ciclo de limpieza.

Aunque actualmente el polipropileno es el material absorbente de mayor uso para la limpieza de vertidos de petróleo, los investigadores han comprobado que las fibras naturales tales como el algodón, la lana o el lino presentan prestaciones superiores, al tiempo que provienen de recursos renovables.

Se realizó un modelaje y un estudio de distintas configuraciones de fregonas mediante la simulación del entorno marino a fin de determinar los parámetros clave. Esta información se empleó en diseñar y construir un sistema eficaz de recuperación de petróleo adecuado para su uso en aguas frías y con temporal que se probará a escala natural en el mar.

Un consorcio financiado por la UE, compuesto por pequeñas y medianas empresas e institutos de investigación ha desarrollado un sistema de recuperación de vertidos de petróleo “altamente efectivo y capaz de funcionar en las condiciones más adversas”, según informa a través de un comunicado CORDIS, el Servicio de Información Comunitario sobre Investigación y Desarrollo.

Fuente: www.compromisorse.com

Etiquetas: , , ,