Se necesitarán 10 años para hacer desaparecer la planta nuclear Daiichi de Fukushima. Los japoneses aplican la política de la prudencia y la prevención.

El gobierno de Naoto Kan ha confirmado la planificación de una “hoja de ruta” en pos de la seguridad de la central nuclear. En febrero de 2012 la temperatura de los reactores comprometidos deberá estabilizarse en el valor normal de 30 grados. A partir de ese momento comenzará el desmantelamiento de las piezas, las cuales serán transferidas y almacenadas hasta su total descontaminación.

Cuál es la situación actual de la planta nuclear de Fukushima

Los 800 técnicos que trabajan en la central, con turnos de 10 minutos cada 2 horas, se limitan a controlar la temperatura interna de los reactores que oscila entre 100 y 150 grados. Dos de los cuatro edificios que cubrían la planta han sido descubiertos por las explosiones de nubes de vapor cargadas de hidrógeno, que entraron en contacto con el oxígeno de la atmósfera. La estructura interna que contiene el reactor está visible, pero es imposible inspeccionarla. No tanto por el nivel de las radiaciones, en constante disminución, sino porque no se puede correr el riesgo de abrir los tanques de acero. Ni siquiera las sofisticadas telecámaras llevadas a Fukushima han podido “espiar” dentro del reactor.

Comisión para determinar qué pasó realmente en los reactores de Daiichi

El gobierno japonés autorizó la creación de una comisión de investigación independiente que analizará toda la documentación recogida a partir del desastre del 11 de marzo de 2011. La comisión será guiada por Yotaro Hatamura, profesor emérito de la universidad de Tokio y veterano en la búsqueda de errores humanos. Habrá otro grupo autónomo internacional compuesto por 18 expertos de distintos países, entre los cuales hay 6 técnicos de la AIEA, Agencia Internacional de Energía Atómica de Viena. Encabezada por el británico Mike Weightman, la delegación ya se encuentra en Tokio y quedará en Japón hasta el 2 de junio.

El gobierno aseguró que podrá tener acceso a todo el material de análisis elaborado hasta ahora. Una vez realizada la evaluación, entregará las conclusiones a las autoridades japonesas y preparará la exposición para la conferencia extraordinaria ministerial, que se realizará en Viena entre el 20 y 24 de junio. Será el primer documento oficial después de la explosión de Fukushima.

Central de Fukushima. Foto/Digital Globe/AP.

Los robots de Estados Unidos no pudieron establecer la magnitud de los daños provocados por el accidente nuclear

Ni siquiera los sofisticados robots cedidos por EEUU pudieron determinar la dimensión de los daños del accidente nuclear en Japón. Para intentar descubrir qué sucedió realmente el 11 de marzo, cuando se produjo el terremoto de 9 grados, seguido por un tsunami de 12 metros, técnicos de la Tepco (Tokyo Electric Power), empresa que opera la central de Fukushima, se confiaron en una simulación.

Los análisis presentados por la Tepco fueron confusos, a veces contradictorios, continuamente modificados, y actualizados en base a estimaciones. Los análisis emitidos por una megacomputadora, han establecido una primera verdad: tres de los cuatro reactores que forman parte de Daiichi, son inutilizables, no sirven más. En el reactor 1 habría sido el proceso de fusión. Las altísimas temperaturas, de casi 250 grados, debidas a la interrupción del circuito de refrigeración por 27 horas, habrían hecho fundir las barras de combustible que se deslizaron, como un magma incandescente, hacia el fondo de la cobertura interna que envuelve el centro del reactor. La Tepco admitió que la misma fusión, pero más leve, se habría verificado en los reactores 2 y 3.

La prudencia se convirtió en una constante y la experiencia enseñó la importancia de la prevención. Nuevos estudios, gracias a la tecnología cada vez más sofisticada, han descubierto que la central de Hamaoka, en la zona de Tokai, está construida sobre una falla tectónica. Análisis comparativos prevén que existe 87% de probabilidad de que se produzca un terremoto de 8 grados en los próximos 30 años. Demasiado riesgo: la central fue cerrada en dos días.

Para más información sobre el accidente de Fukushima adjuntamos enlace al Informe de Riesgos Ambientales de Fukushima y recomendaciones para la seguridad nuclear en Reino Unido elaborado por el departamento de Energía del Reino Unido.

Fuente: http://www.suite101.net/

Etiquetas: , , , , , ,