La Comisión Balear de Medio Ambiente (Cmaib), reunida ayer, ha emitido un informe desfavorable acerca de las prospecciones sísmicas que pretenden ejecutarse en el golfo de León –frente a las costas de Cataluña y Balears– con el fin de encontrar yacimientos de hidrocarburos y ha advertido de «las consecuencias graves» que estas podrían tener sobre el ecosistema marino.

Según informó la conselleria de Agricultura, Medio Ambiente y Territorio en un comunicado de prensa, la Cmaib, que el 18 de noviembre de 2011 ya informó negativamente sobre el primer estudio que se presentó, considera que el estudio de impacto ambiental del proyecto es insuficiente.

Ahora su informe, que es preceptivo pero no vinculante, se comunicará al Ministerio de Medio Ambiente, Agricultura y Alimentación y al de Industria, Energía y Turismo, que actúa como órgano sustantivo.

Cala en las Islas Baleares. http://www.livingspain.es/

De este modo, el Govern ratifica su postura contraria a las prospecciones petrolíferas en las proximidades del archipiélago, tal y como ya comunicó el conseller del ramo, Biel Company, en una carta que remitió al ministro José Manuel Soria el 6 de noviembre de 2012, en la que apeló a la Proposición No de ley 2314/2011, aprobada por el Parlament, en la que también se rechazan las previstas entre la zona de Levante y Balears.

La Cmaib justifica su decisión en «las consecuencias graves, y en algunos casos irreversibles y hasta letales», que la contaminación acústica –producida por las ondas utilizadas para las prospecciones sísmicas 2D con cañones de aire– tendría «en la mayor parte de la fauna marina y en los recursos pesqueros que hay en la zona».

Asimismo, este departamento hace constar en su informe la «gravedad ambiental en caso de vertido accidental» que se produciría si explotasen las bolsas de hidrocarburos encontradas y la afectación directa no solo del ecosistema marino, sino también su repercusión para el turismo, que constituye el principal motor económico y fuente de riqueza de la Comunitat Autònoma.

Desde la Cmaib se hizo hincapié también en que entre los organismos que habitan la zona en la que se quieren hacer las prospecciones hay diferentes cetáceos –rorcual común, delfín o cachalote– y especies catalogadas de interés comunitario, como tortugas marinas, que requieren una protección estricta.

Este organismo ha hecho constar también la afectación que sufrirían los caladeros de peces pelágicos pequeños –que viven a grandes profundidades– y el plancton, los huevos y las larvas de los peces.

El proyecto “Campaña sísmica en áreas libres del golfo de León” promovido por la empresa Seabird Exploration consiste en prospecciones sísmicas en un área del Mediterráneo occidental, de 30.000 a 35.000 kilómetros cuadrados, situada entre Balears y la frontera marítima con la zona francesa del golfo de León, según el comunicado. Concretamente, los límites de la prospección son desde una distancia de unos 30 kilómetros frente a las costas del cabo de Creus hasta unos 30 kilómetros de las costas al norte de Menorca.

Cabe recordar que Company se pronunció en el último pleno del Parlament, celebrado este martes, sobre esta materia y aseguró que el Ejecutivo balear ya se ha manifestado «totalmente en contra» de las prospecciones previstas en la costa del norte de Menorca.

Las consecuencias

En la zona habitan cetáceos y especies de interés comunitario. La Cmaib recuerda que en la zona donde se quieren hacer las prospecciones habitan cetáceos como el rorcual común, el delfín o el cachalote, y tortugas marinas catalogadas de interés comunitario que sufrirían las graves consecuencias de la contaminación acústica, que podrían llegar a ser «letales». También hace referencia a la afectación de los caladeros de peces pelágicos pequeños, y para el plancton, huevos o larvas de estos.

Fuente: http://www.diariodeibiza.es

Etiquetas: , , , ,