El Consejo de Gobierno de la Comunidad de Madrid ha aprobado el Plan Rector que regula la gestión y los usos públicos del Parque Nacional de la Sierra de Guadarrama, que concreta la hoja de ruta que determinará el futuro de este espacio natural, y que regulará las actividades deportivas como el ciclismo, la escalada, el vuelo sin motor o los deportes de invierno.

hueco de san blas, sierra de guadarrama

Fuente: Ignacio Granados

Así se establecen los objetivos de la planificación, los criterios de gestión y la zonificación del Parque Nacional y se recoge la relación de actividades de uso público que se pueden desarrollar de acuerdo con los objetivos de conservación de este enclave.

Este Plan es fruto de un amplio proceso de participación social llevado a cabo en los últimos cinco años por técnicos de la Comunidad de Madrid y de Castilla y León, así como del Organismo de Parques Nacionales (OAPN). Este proyecto dotará a este espacio natural de un reglamento que garantice la conservación de los ecosistemas y especies, regulando actividades compatibles con su protección. El texto ha recibido 900 alegaciones que se han estudiado y valorado este año sobre temáticas como el  deporte, la caza, la escalada, la ganadería, los derechos de propiedad o el turismo.

El Parque Nacional cuenta ya con numerosas medidas de protección y propugna una utilización equilibrada, “pero este Plan pretende ordenar el uso adecuado de las actividades deportivas y recreativas, encontrando a su vez un punto intermedio entre la conservación de la naturaleza y las demandas de uso público”, señalan desde el Gobierno de la Comunidad de Madrid.

Recurso de organizaciones ecologistas

Para Ecologistas en Acción y GRAMA, el Plan Rector del Parque Nacional de la Sierra de Guadarrama (PRUG) aprobado por la Comunidad de Madrid es contrario a los objetivos de conservación de este espacio protegido.

Para los ecologistas esto es así fundamentalmente por tres razones: por permitir actividades incompatibles y contrarias a la normativa existente; por no ser capaz de regular con garantías sus principales usos y actividades; y por ignorar a las poblaciones locales, centrándose en el interés y beneficio de visitantes y empresas externas. “En consecuencia, va a generar un escenario de mayor desprotección”, advierten desde Ecologistas en Acción y GRAMA.

En este sentido, para estas ONG la masificación es el principal problema con el que se encuentra el Parque Nacional, sin embargo, esta regulación va a aumentar todavía más el número de visitantes al permitir actividades incompatibles como son los usos hosteleros, nuevas edificaciones con usos ajenos a la conservación, competiciones deportivas, maniobras militares, etc., advierten los ecologistas.

Así, los colectivos Ecologistas en Acción y GRAMA lamentan la “incompetencia y la desidia” de la Consejería de Medio Ambiente, Ordenación del Territorio y Sostenibilidad y han anunciado que recurrirán el PRUG ante los tribunales pidiendo su anulación.

Fuente: El Guadarramista

Etiquetas: , ,