La Agencia Europea del Medio Ambiente (EEA) denunció ayer que once países de la Unión Europea (UE) exceden sus cuotas de emisiones de gases contaminantes, entre los que destaca España, que supera sus techos en tres categorías.

El último informe de la EEA, con sede en Copenhague, apunta que si bien se ha logrado reducir en general el volumen de emisiones en la UE, las cotas actuales son mayores de lo que deberían según los acuerdos internacionales suscritos por los países miembros.

“En las últimas dos décadas hemos recortado la cantidad de contaminación que va a la atmósfera europea”, aseguró la directora ejecutiva de la EEA, Jacqueline McGlade.

No obstante, evitó el optimismo y subrayó que “la regulación tanto en la UE como internacionalmente funciona cuando se aplica de forma adecuada”.

“El hecho de que muchos países no cumpliesen con sus techos de emisión en 2010 muestra que necesitamos continuar con nuestros esfuerzos para salvaguardar la salud de los ciudadanos europeos”, agregó.

El documento destaca que de los once miembros de la UE que no cumplieron con sus techos de emisión, España y Dinamarca rompieron tres techos, el de óxidos de nitrógeno (NOx), el compuestos orgánicos volátiles distintos del metano (NMVOCs) y el de amoníaco (NH3).

Once países de la UE exceden sus techos de emisiones Imagen: Agencia Europea de Medio Ambiente

Por su parte, Alemania excedió dos límites (NOx y NMVOCs), y Austria, Belgica,Francia, Irlanda, Luxemburgo, Holanda, Finlandia y Suecia infringieron uno.

Los sectores que contribuyen de una manera más significativa a sobrepasar estos techos nacionales y, por consiguiente contribuyeron más a la contaminación atmosférica, son el transporte por carretera, los hogares, las plantas eléctricas, las actividades agrícolas y ciertos sectores industriales, indica el texto.

No obstante, el documento también reconoce la reducción significativa de otros gases contaminantes, como los que contienen azufre, que han bajado un 82% entre 1990 y 2010.

La contaminación atmosférica nos costó 169.000 millones de euros

El pasado noviembre la EEA realizó el informe «Revealing the costs of air pollution from industrial facilities in Europe» en que el  se calculaba que la contaminación atmosférica procedente de los 10.000 complejos industriales  más grandes de Europa les costó a los ciudadanos entre 102.000 y 169.000 millones de euros en 2009. Eso sin contar la contaminación producida por el transporte, los hogares y la mayoría de actividades agrícolas.

Entre las plantas industriales incluidas en el análisis se encontraban las grandes centrales eléctricas, las refinerías, las industrias que emplean combustión en sus procesos de fabricación, los residuos y determinadas actividades agrícolas. Las emisiones de las centrales eléctricas representan la mayor parte de los costes medioambientales (estimados entre 66.000 y 112.000 millones de euros). Otras contribuciones significativas a los costes totales procedían de los procesos de producción (entre 23.000 y 28.000 millones de euros) y la combustión en los procesos de fabricación (entre 8.000 y 21.000 millones de euros).

Fuentes: lainformacion y http://www.eea.europa.eu

Etiquetas: , , , , ,