Actualmente se recoge el 71% del papel que consumimos en España, en línea con la media europea, la región líder en el mundo.

La industria papelera española y europea, junto con las asociaciones que representan a la cadena del papel (manipuladores, impresores, y fabricantes de tintas, adhesivos, etc.) se propone el ambicioso objetivo de recoger para su reciclaje en 2020 el 74% de todo el papel y cartón que se consume, tras superar el objetivo del 70% fijado en 2011. Europa, seguida de Norteamérica, es la región líder en el mundo, con una tasa de recogida de papel para su reciclaje del 71,5% (en España esta tasa es del 71%). Desde 2000, la industria y las asociaciones de la cadena del papel han venido asumiendo compromisos voluntarios cada vez más exigentes a través de las sucesivas Declaraciones Europeas sobre Reciclaje de Papel, en el seno del Consejo Europeo del Reciclaje de Papel (EPRC).

“Partiendo de la ya elevada tasa actual, la industria papelera europea está dispuesta a dar otro paso más, con un nuevo y ambicioso objetivo, para el impulso de la economía circular en Europa”, afirma Ulrich Leberle, secretario del Consejo Europeo del Reciclaje de Papel (EPRC).

A fin de alcanzar este ambicioso objetivo, el Consejo Europeo del Reciclaje de Papel (EPRC) considera prioritario:

  • Prohibir el vertedero como opción de valorización para todo el papel que se pueda reciclar.
  • Implementar la jerarquía de gestión de residuos teniendo en cuenta las políticas energéticas y en particular las de energía renovable.
  • Garantizar en la UE una recogida selectiva eficaz, y adoptar medidas contra los países en los que se practica la recogida mezclada o “todo en uno”.
  • Reducir las exportaciones de papel para reciclar fuera de la UE, y acompasarlas de manera que el aumento de la recogida de papel sea superior al aumento de las exportaciones netas de papel para reciclar.
  • Evitar, por parte de las autoridades europeas y nacionales, políticas de producto contradictorias que impidan o dificulten el reciclaje del papel.
  • Favorecer un método de cálculo de las tasas de recogida de papel para reciclar de los estados miembros, que permita disponer de datos comparables y de calidad.

Con estas medidas en marcha, la cadena de valor del papel podrá alcanzar el objetivo revisado y avanzar un paso más, haciendo que el reciclaje funcione mejor y contribuya a una eficaz economía circular europea.

La recogida de papel y cartón para reciclar crece el 3,1% en 2016

La recogida global de papel y cartón (incluida la recogida selectiva municipal a través del contenedor azul, puerta a puerta y puntos limpios, más la recogida de operadores privados en grandes superficies de distribución, imprentas, industrias…) creció en 2016 el 3,1% y se sitúa en 4.710.300 toneladas, según datos de ASPAPEL.

La recogida de papel y cartón para reciclar crece por tercer año consecutivo y se sitúa muy cerca del máximo histórico de 2008, cuando se rozaron los 5 millones de toneladas.

Ese volumen de recogida supone que el 71% del papel que consumimos se recoge y se recicla tras su uso. La recogida se realiza por dos canales. La recogida selectiva municipal, a través del contenedor azul, con las recogidas puerta a puerta en pequeños comercios, oficinas, colegios… y con los puntos limpios, supone el 20% del total del papel que se recoge para reciclar. Y –por otra parte- la recogida que realizan operadores privados en grandes superficies de distribución, imprentas, industrias…, supone el 80% restante.

La industria papelera española, la segunda más recicladora de la UE

España es una potencia en reciclaje de papel y cartón. En 2016, las fábricas papeleras españolas reciclaron 5.195.900 toneladas de papel y cartón, según datos de ASPAPEL. En la Unión Europea, la región líder del mundo en reciclaje, solo Alemania supera ese volumen.

La capacidad recicladora de nuestra industria papelera permite garantizar el reciclaje de todo el papel y cartón que se recoge en España, cerrando el ciclo en nuestro país. De hecho, en 2016 se recogieron 4,7 millones de toneladas y nuestra industria recicló 5,2 millones de toneladas.

El 68% del papel que recicló en 2016 la industria papelera española era de procedencia local y el 32% restante se importó de otros países, principalmente nuestros vecinos Francia y Portugal. Las exportaciones de papel para reciclar recogido en España, destinadas principalmente a China, se han incrementado en 2016 un 13,7% hasta la cifra récord de 1.152.800 toneladas. Por ello, para poder mantener su producción y garantizar empleo local, la industria papelera española ha necesitado importar 1.638.300 toneladas de papel y cartón para reciclar de otros países.

Reciclar en España o en la UE el papel recogido en nuestro país supone generar riqueza y empleo local de manera sostenible, eficiente y medioambientalmente responsable, poniendo en valor el esfuerzo que la sociedad española ha desarrollado en los últimos años en la recuperación de sus residuos. En definitiva, es hacer realidad la economía circular en Europa.

Fuente: ASPAPEL

Etiquetas: , ,