La ministra de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, Isabel García Tejerina, destacó que el Acuerdo de París consigue “por primera vez lanzar una señal clara y unánime de que vamos hacia un nuevo modelo de desarrollo económico, social y medioambiental”.

Así lo afirmó la ministra durante la reunión del Consejo Nacional del Clima (CNC),un órgano consultivo integrado por representantes de Comunidades Autónomas, ONG, sindicatos, organizaciones empresariales, de consumidores y usuarios y expertos, entre otros, para informar y facilitar la participación de todos los agentes implicados en la elaboración y seguimiento de las políticas y medidas sobre cambio climático promovidas por el Estado.

Entre otros asuntos, García Tejerina analizó los resultados de la Cumbre del Clima celebrada el pasado diciembre en la capital francesa, que concluyó con la adopción del Acuerdo de París y un conjunto de decisiones que lo acompañan y lo sustentan.

UNA ACCIÓN A GRAN ESCALA

Se valoró que el éxito de la comunidad internacional radica en el establecimiento de un marco moderno, que responde a las realidades geopolíticas y económicas actuales e intuye las futuras. Este marco refuerza la cooperación internacional a través de las contribuciones nacionales y establece nuevas formas de cooperación entre los agentes  gubernamentales y la comunidad científica, el sector privado y la sociedad civil, sin olvidar a las entidades locales. “A todos se les reconocen sus esfuerzos y todos están llamados a promover la acción a gran escala en París”, recordó García Tejerina.

En el encuentro de ayer resaltó, asimismo, que la Unión Europea ha sido clave para el éxito de París al crear puentes entre las distintas posiciones de los países y liderar la Coalición de la Ambición, en la que más de cien países se agruparon para conseguir un resultado lo más ambicioso posible en París. “Seguiremos trabajando para mantener este liderazgo en la nueva fase de implementación que se abre tras el Acuerdo”.

INVENTARIO NACIONAL DE EMISIONES

La ministra informó ayer, asimismo, sobre el último Inventario Nacional de Emisiones de Gases de Efecto Invernadero, que incluye los datos de emisiones de la serie histórica 1990-2014. Este Inventario está actualmente en las últimas fases de elaboración antes de su remisión oficial a Naciones Unidas el 15 de Marzo de 2016.

Entre los aspectos más relevantes de los datos comunicados en enero de este año de manera provisional a la Comisión Europea, se encuentran que las emisiones en 2014 alcanzaron los 333 millones de toneladas de CO2-equivalente, lo que se traduce en un ligero  aumento de las emisiones en un 0,5% respecto del año 2013.

No obstante, según ha precisado García Tejerina,  se ha conseguido desacoplar el ritmo de crecimiento económico y de emisiones, ya que el incremento es inferior a la variación interanual del PIB para el mismo periodo, que se sitúa en +1,4%. Otro dato importante que ha resaltado es que el sector sujeto al Sistema Europeo de Comercio de Derechos de Emisión presentó un incremento del 1,7 por ciento respecto a 2013, mientras que las emisiones de los sectores difusos disminuyeron un 0,14 por ciento frente a ese mismo año. Es en estos sectores difusos (vivienda, los transportes y los residuos, entre otros) donde tenemos un objetivo nacional de reducción de emisiones y donde se puede valorar el efecto de las medidas nacionales puesta en marcha en el marco de la Hoja de ruta 2020,precisó.

HOJA DE RUTA

La ministra hizo referencia a la Hoja de Ruta para los Sectores Difusos, una iniciativa presentada por el Ministerio en 2014 y que incluye 43 medidas con el objetivo de reducir las emisiones de gases de efecto invernadero en sectores como el de la vivienda, los transportes y los residuos, entre otros. Se trata de una herramienta para la toma de decisiones respecto a las políticas y medidas que se deben adoptar para cumplir los objetivos nacionales en 2020.

García Tejerina destacó que la activación de las medidas de la actual hoja de ruta se encuentra aproximadamente en un 80% de lo planificado y que es importante implementar al 100% la para conseguir una senda descendente de emisiones a 2020. Anuncióque la Oficina Española de Cambio Climático está revisando la hoja de ruta, con el objetivo de identificar nuevas políticas de mitigación tempranas que nos facilite cumplir con lo establecido en esta materia de una manera costo eficiente en 2030.

TERCER PROGRAMA DE TRABAJO DEL PLAN NACIONAL DE ADAPTACIÓN

La ministra informó, además, al Consejo sobre los avances del Tercer Programa de Trabajo del Plan Nacional de Adaptación al Cambio Climático, que integra la adaptación en los distintos ámbitos sectoriales. Se ha referido también el Plan de Impulso al Medio Ambiente PIMA Adapta, lanzado por el Ministerio en 2015, como una herramienta novedosa para la integración de la adaptación en actuaciones que se desarrollen en el ámbito de la costa, el dominio público hidráulico y los Parques Nacionales y que ha contado con una inversión inicial de 12,1 millones de euros.

Fuente: MAGRAMA

Etiquetas: , , ,