El WWF ( Fondo Mundial para la Naturaleza ) ha advertido sobre la situación real del Parque Nacional de las Tablas de  Daimiel en el Día Mundial de los Humedales.

WWF denuncia que en el 40º Aniversario del Convenio Internacional Ramsar, que protege los humedales de importancia internacional, aún no están concluidos los instrumentos legales de gestión para las Tablas de Daimiel. El aspecto saludable que presentan ahora las Tablas inundadas de agua debido a las lluvias recientes, es un episodio que ocurre cada 14-16 años (el último en 1997).  Por el contrario, lo habitual es que experimente largos periodos de sequía que afectan a su rica biodiversidad, favorecen la contaminación del humedal y el incendio espotáneo de la turba impermeable de la cubeta.

daimiel

Las Tablas de Daimiel este otoño. Foto: Flickr

Las principales causas de alteración de este humedal son  la desecación directa y la sobreexplotación del acuífero para abastecer a la agricultura de regadío. El Plan Rector de Uso y Gestión que está pendiente de aprobación debería regular la explotación agrícola de los recursos hídricos, que entraría en conflicto con la política agraria actual del gobierno de Castilla-La Mancha.

Las abundantes lluvias caídas en 2010 dieron un respiro a Daimiel, tras un largo período de fuertes sequías que se prolongaban desde 2004 hasta finales de 2009. Durante este tiempo, las denuncias de las organizaciones ecologistas forzaron la amenaza de la UNESCO de desclasificar este PN como Reserva de la Biosfera si no se  cumplían una serie de requisitos de gestión y definición de Daimiel. Este organismo internacional también exigía que se empezaran a notar ascensos en los niveles de agua del sobreexplotado acuífero 23, que alimenta al humedal.

Como consecuencia, el Gobierno central, el de Castilla-La Mancha y el Comité MAB (Men and Biosphere) español acordaron que se debía redactar el Plan de Gestión y la delimitación de la Reserva de la Biosfera de La Mancha Húmeda, a la que también pertenece Daimiel. Sin embargo, las abundantes lluvias de 2010 parecen haber paralizado el proceso administrativo y de información pública.

El  Plan Especial del Alto Guadiana (PEAG), puesto en marcha por el gobierno central para recuperar el acuífero, comprando derechos de agua y regularizando pozos ilegales, no muestra los resultados esperados.  La poca  inversión y la reticencia de los regantes a vender sus derechos están haciendo que el Plan esté paralizado y se siga extrayendo el doble de agua de lo que establece el PEAG para alcanzar la recuperación de Las Tablas de Daimiel.

WWF recuerda que es imprescindible que el Ministerio de Medio Ambiente, exija a Castilla-La Mancha la finalización y aplicación de los instrumentos de gestión que asegurarán el futuro de Las Tablas.

Fuente: www.wwf.es

Etiquetas: , , , , , , , ,