La última ronda oficial de negociaciones previa a la Cumbre del Clima de París, celebrada esta semana en Bonn (Alemania), concluyó el viernes día 4, “en el buen camino para producir el primer borrador completo del nuevo acuerdo universal sobre cambio climático que los gobiernos se han comprometido a alcanzar en diciembre”, según expone la declaración oficial del encuentro auspiciado por Naciones Unidas.

Una vez acabadas las sesiones de Bonn, el borrador de acuerdo debe ser acabado de redactar por Ahmed Djoghlaf (representante de Argelia) y Daniel Reifsnyder (Estados Unidos) y deberá presentar opciones claras y maneras de avanzar en todos los elementos del acuerdo y las decisiones que lo harán operativo de aquí a 2020.

“En esta sesión, los países han cristalizado sus posiciones y han pedido a los copresidentes que redacten una base concisa de negociación, con opciones claras, para la siguiente sesión de negociaciones en octubre. Esto significa que llegaremos a París a tiempo y sin demasiadas turbulencias, ni antes, ni después”, dijo Djoghlaf, copresidente del Grupo de Trabajo Especial sobre la Plataforma de Durban para una Acción Reforzada (ADP, por sus siglas en inglés), el órgano de negociación encargado de alcanzar un acuerdo que ponga

Bonn Climate Change Conference http://www.wri.org/

al mundo camino de limitar el aumento de la temperatura global por debajo de los 2 grados centígrados.

Valoración positiva de la representante de España

Susana Magro, directora de la Oficina española de Cambio Climático y jefa del equipo negociador español que esta semana se ha desplazado a Alemania ha señalado que, a pesar de que las negociaciones avanzan con aparente lentitud, los países son positivos respecto a la posibilidad de alcanzar al fin el pacto climático que no pudo lograrse en la Cumbre de Copenhague, en 2009.

La representante española ha avanzado que la presidencia francesa de la próxima Cumbre del Clima ha pedido a los dos líderes de la negociación que el borrador de acuerdo que redacten para octubre reúna cuatro “ces”, y sea: conciso, coherente, completo y comunicable.

“Lo que las Partes esperan ahora es una mejor base sobre la que negociar. Esta semana, hemos logrado una enorme claridad sobre adónde vamos, que la van a hacer posible (la base) y que nos va a permitir avanzar más rápido”, dijo el copresidente Daniel Reifsnyder.

“En octubre, los países continuarán con su importante trabajo, basando sus negociaciones en un borrador y unas decisiones de acompañamiento claros, consistentes, completos y coherentes. Lo tendrán listo y en forma para ser completado con éxito en París”, ha destacado Reifsnyder.

El documento que ahora se debe concretar conservará grupos de opciones que reflejen los diferentes puntos de vista y posiciones en los que los gobiernos aún tienen que acordar zonas comunes.

Laurence Tubiana, enviada especial del gobierno de Francia sobre cambio climático, dijo: “Durante esta sesión, los países han puesto en claro las diferentes piezas del puzle. Ahora, hay que juntar todas las piezas del puzle, lo que permitirá acelerar las negociaciones”. Ensamblando el puzle, los países podrán tener una imagen completa de las opciones que necesitan para dar los últimos pasos hacia el nuevo acuerdo.

“Estoy muy animada”, dijo Christiana Figueres, Secretaria Ejecutiva de la Convención de Naciones Unidas sobre Cambio Climático. La sesión de Bonn, “ha mostrado de nuevo que los países están moviéndose en la dirección de progreso y que todos coinciden en que París es el destino final para el nuevo acuerdo universal”, añadió Figueres.

Leer más: http://www.lavanguardia.com

Etiquetas: , ,