El ministro de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, Miguel Arias Cañete, se comprometió ayer ante los responsables de las cinco grandes ONG ecologistas a que la reforma de la Ley de Costas mantendrá el objetivo de la norma actual: protección del litoral y carácter público de las playas.

Así lo han declarado Asunción Ruiz (SEO/BirdLife), Francisco Segura (Ecologistas en Acción), Juan Carlos del Olmo (WWF), Liliane Spendeler (Amigos de la Tierra) y Mario Rodríguez (Greenpeace) a la salida de la reunión de casi tres horas que han mantenido con el ministro y el secretario de Estado de Medio Ambiente, Federico Ramos, para tratar la “hoja de ruta” ambiental de esta Legislatura.

Los ecologistas han explicado que Arias Cañete les ha subrayado que “se plantea una reforma de la actual Ley de Costas -de 1988- no una derogación”; y que se ha comprometido a enviar a los ecologistas los informes jurídico y económico que se están llevando a cabo sobre esos posibles cambios para que tengan la posibilidad de opinar antes de que esos cambios sean aprobados por el Consejo de Ministros.

El director de Greenpeace, Mario Díaz, también ha indicado que Arias Cañete les ha “garantizado” que su reforma “mantendrá los principios por los que se rige la Ley de Costas actual“, entiendo por estos “el sentido de protección del litoral y su gestión integrada; y el carácter de uso público del dominio público terrestre, es decir, que las playas son de todos”.

En la reunión, celebrada en el marco de los encuentros periódicos que el ministro se ha comprometido a llevar a cabo con las organizaciones ecologistas, las ONG han presentado un documento en el que resumen la lista de sus prioridades ambientales.

Playas de Xilxes, Castellón. Unas de las afectadas por los deslindes de la ley de costas. Foto: magrama

Según ha explicado Francisco Segura, como portavoz de todas las organizaciones, los ecologistas han trasmitido al ministro su preocupación “por la anunciada reducción de la ambición de la legislación ambiental“, y, en este sentido, ha apuntado que el Ministro se ha comprometido a ofrecer un borrador de las “futuras reformas”.

Arias Cañete también se ha mostrado dispuesto a escuchar las posturas de los ecologistas sobre la reforma de la Política Agraria Común (PAC) y tenerlos, como interlocutores, al mismo nivel que las organizaciones agrarias.

Los ecologistas han enfatizado la posibilidad de captar más fondos de la PAC orientando la agricultura hacia prácticas más sostenibles; y le han pedido que los recortes económicos del Ministerio no vayan sobre todo a Medio Ambiente y se repartan equitativamente entre todas las áreas que integran esta cartera.

Asimismo, le han pedido que influya para no se lleven a cabo las prospecciones petrolíferas en Canarias que planea Industria, y para que no salga adelante la construcción de la refinería Balboa en Extremadura, cuya Declaración de Impacto Ambiental se conocerá en marzo.

Desconfianza por la reforma

En otros medios de comunicación se refleja el miedo por que la “profunda reforma” que prepara el Gobierno sobre la Ley de Costas podría flexibilizar el proceso para dejar en manos privadas el terreno público de la costa si esta se encuentra degradada. Así lo apunta el Ministerio de Medio Ambiente en su informe al Consejo Asesor de Medio Ambiente sobre la Ley de Costas y su próxima reforma. En él cita que previsiblemente desafectará barrios como El Palo y Pedregalejo (Málaga) y Chilches (Castellón).

Según El País, el  documento da más claves de la reforma, como la de autorizar nuevos usos en la “servidumbre de protección” siempre que, según Medio Ambiente, “resulten compatibles con la protección ambiental del dominio público marítimo terrestre y su utilización pública”.

Tendremos que esperar a la reforma de la ley para saber cuáles son realmente las modificaciones que se realizarán en la regulación actual y cómo afectará al litoral español.

Fuentes. sociedad.elpais.com y http://www.levante-emv.com/

Etiquetas: , , , , , , , , ,