Investigadores del Instituto de Tecnología Massachussets y Ferrovial Servicios han seleccionado a Málaga para implantar un proyecto piloto mundial en ahorro energético por el que esta ciudad se convierte en laboratorio urbano para optimizar la gestión energética de las ciudades inteligentes.

Ferrovial Servicios desarrolla la investigación e innovación en relación con la gestión energética en ciudades inteligentes y colabora con el referido instituto, cuyo nombre en inglés corresponde a las siglas MIT, según ha informado hoy el Ayuntamiento malagueño.

El objetivo es desarrollar el programa de gestión energética que en breve servirá para que las urbes inteligentes dispongan de una herramienta que mejore la eficiencia y ahorre costes energéticos.

Málaga colabora para avanzar en la construcción y aplicación de una tecnología que sirva para medir los niveles de intensidad luminosa (mapas de luminosidad) en las ciudades.

La información obtenida es usada para determinar la situación global de la iluminación en la ciudad y poder optimizarla para reducir los costes y el sistema facilita la reparación de averías de iluminación y asegura altos niveles de mantenimiento.

Ferrovial Servicios tiene como prioridad la eficiencia y gestión energética en ciudades y grandes edificios públicos y trabaja con investigadores del MIT por una herramienta que dé respuesta a los nuevos retos en la gestión de la iluminación viaria, partida importante de los consumos energéticos en los servicios públicos.

El inventariado de los puntos de luz, la obtención de mapas de niveles de luminosidad en las calles y el mantenimiento conlleva una importante carga de trabajo y un coste elevado.

Imagen nocturna de Málaga. Foto: flickr Andor

Sensores colocados en vehículos de servicios urbanos pueden realizar mediciones continuamente y de forma barata y la combinación con datos de campo georreferenciados proporciona información sobre la cobertura luminosa, identifica necesidades de mantenimiento y pone de manifiesto áreas donde es posible el ahorro energético.

Los investigadores han diseñado y construido una plataforma de sensores montada sobre un vehículo para medir la luminosidad y determinar los espectros que diferencie distintas fuentes de luz.

Los mapas de luminosidad obtenidos suministran información sobre niveles luminosos en la ciudad, detectan bombillas fundidas y determinan el consumo y eficiencia energética.

Una serie de cámaras y sensores colocados sobre un vehículo captan imágenes de las vías mientras el automóvil se mueve y gracias a su análisis se miden los niveles lumínicos de vías urbanas, se detectan luminarias en mal estado y se identifican zonas excesiva o escasamente iluminadas.

Se realiza un mapa lumínico detallado, representativo y actualizado del área, que sirve de base para decidir en la eficiencia energética, que implica el ahorro de costes y la reducción de emisiones de carbono.

El alcalde de Málaga, Francisco de la Torre, y el director de la división de Ciudades de Ferrovial Servicios, Enrique Sánchez, han informado del proyecto en una presentación a la que han asistido dos investigadores del MIT, los ingenieros Sumeet Kumar y Abraham Rosenfeld

Fuente: EFE

Etiquetas: , , , , ,