Nueva actuación para favorecer el tránsito del oso pardo y asegurar la perpetuidad de la especie. El Ministerio de Medio Ambiente, a través de la Red Natura 2000, invertirá 1,4 millones de euros para mejorar el corredor entre poblaciones de oso pardo en Pajares. Con estas labores, que se coordinará desde el Principado de Asturias, se pretende ayudar a los plantígrados a salvar uno de los mayores obstáculos que encuentran en su tránsito entre poblaciones: la autopista del Huerna. La actuación incluye la repoblación de árboles y una limpieza integral.

Esta actuación se enmarca en una serie de mejoras para la protección de animales en peligro que se han acometido en el parque natural de Las Ubiñas-La Mesa, recientemente declarado Reserva de la Biosfera. El director del espacio protegido, Manuel Calvo, aseguró ayer que ya se han llevado a cabo actuaciones similares para proteger al urogallo y también a los plantígrados, tanto dentro de los límites del parque como en las lindes de Lena con Aller.

Familia de osos cantábricos. Fundación Oso Pardo

Estos trabajos, según Calvo, ya han empezado a repercutir en la especie. El director del parque aseguró ayer que la población osera no ha dejado de crecer en Asturias durante los últimos años. Concretamente, en la vertiente lenense de Las Ubiñas «se avistó un macho hace apenas unas semanas». También hay constancia de población asentada en el recinto del parque, donde «hay osas con crías en libertad».

La mejora del corredor del Huerna, que arrancará el próximo mes, será la actuación más costosa hasta el momento. El objetivo del proyecto es «conseguir conectar los dos núcleos oseros del Occidente y el Oriente». «Es en el Huerna donde se produce esa fragmentación, por lo que tenemos que mejorar el flujo faunístico», añadió. No en vano, los plantígrados tienen que sortear la autopista y la línea ferroviaria que conectan a Asturias con la Meseta.

El plan de mejora será complejo y contará con la colaboración de ganaderos de Lena y asociaciones que defienden la protección del oso. La actuación prevista incluye un desbroce integral de toda la maleza que pueda obstaculizar el tránsito de los plantígrados. También se plantarán árboles «de especies fruto carnosas». En las reforestaciones abundarán ejemplares de cerezo silvestre, mostajo, manzano y peral silvestre y «otras especies que faciliten la alimentación del oso».

Fuente: La Nueva España

Etiquetas: , , , , ,