Jean-Claude Juncker anunció este miércoles que Miguel Arias Cañete será comisario de Energía y Cambio Climático. Una responsabilidad con más prestigio que la que le atribuían los rumores de los últimos días pero con menos capacidad de decisión. El español deberá rendir cuentas a la ex primera ministra eslovena Alenka Bratusek, que ha sido designada como vicepresidenta Unión Energética y que se perfila como una de las personas más poderosas de la nueva Comisión.

El alemán Martin Selmayr, responsable del gabinete del nuevo presidente, había advertido este martes que Juncker no entregaría las carteras “a los países sino a las personas” y se podría decir que sus palabras definen la composición de la nueva Comisión, donde los cargos más relevantes los ejercen ex primeros ministros de países pequeños (Estonia, Letonia, Eslovenia y Finlandia) y donde países como España pierde peso en el organigrama de poder.

Las responsabilidades de Energía y Cambio Climático las ejercían hasta ahora dos comisarios distintos: el alemán Günther Oettinger y la danesa Connie Hedegaard. El primero asumió el cargo en febrero de 2010 y se ha distinguido por sus meteduras de pata y por su escaso dominio del inglés. La segunda llegó a Bruselas después de ejercer como ministra de Medio Ambiente y presidir la cumbre del clima de Copenhague en diciembre de 2009.

Juncker apuesta ahora por otorgarle ambas carteras al comisario español, que deberá avanzar en la prevención de cambio climático, gestionar el mercado de emisiones de carbono que funciona en Europa desde 2005 y ayudar a lidiar con la dependencia energética de muchos países de la Unión.

‘Somos acreedores a un tratamiento riguroso’

No es la primera vez que un español es comisario de Energía. Antes lo fueron Marcelino Oreja (1993-1994), Abel Matutes (1994-1995) y Loyola de Palacio (1999-2004), que fue además comisaria de Transportes y vicepresidenta de la Comisión.

A la salida de su encuentro con Juncker el jueves pasado, Cañete afirmó que no quería ser comisario de Agricultura y que España merecía “una cartera importante”. También dijo que no creía que en el reparto le fueran a perjudicar sus palabras sexistas sobre Elena Valenciano después del debate electoral.

“España siempre ha mantenido que es un país serio, que ha cumplido sus deberes comunitarios y que ha hecho grandes esfuerzos”, dijo entonces Cañete. “Por eso somos acreedores a un tratamiento riguroso y estamos defendiendo una cartera importante pero veremos qué pasa el miércoles”.

Energía y Cambio Climático es una cartera con más peso que Innovación: la cartera que varios borradores atribuían a Cañete y que finalmente ejercerá el portugués Carlos Moedas. Pero quienes conocen la Unión Europea subrayan que el nuevo cargo del ex ministro español no es una de las responsabilidades más importantes de la nueva Comisión.

Fuente: http://www.elmundo.es/

Etiquetas: , , ,