El presidente de Francia, Emmanuel Macron, en su discurso de apertura de la sesión de alto nivel de la One Planet Summit, le habló a los jóvenes y les dijo que la comunidad internacional, que asumió los compromisos del Acuerdo de París hace dos años, “está perdiendo la batalla contra el cambio climático”, pues es claro que “la temperatura podría subir entre 3 y 3.5 grados centígrados y no podemos equivocarnos”.

Justo ayer, cuando se cumplieron los primeros dos años del histórico Acuerdo de París y con el mensaje de que no hay un plan B en la lucha contra el cambio climático, Macron urgió a aumentar la movilización del financiamiento público y privado, y a comprometerse de manera firme con acciones concretas, darles seguimiento, evaluarlas de manera permanente y transparentarlas, pues se está jugando una nueva etapa en el combate colectivo y el mundo debe actuar y rendir cuentas, “el drama es que no vamos a la velocidad deseada y el desafío de nuestra generación es actuar y hacerlo más rápido”. Dos años después conocemos más la gravedad de lo que pasa”, dijo, y el que algunos quieran denunciar el acuerdo climático, como Estados Unidos que ha decidido salirse, es una mala noticia, pero la “promesa de la Unión Americana continúa pese a Donald Trump”.

Ante 60 jefes de Estado y de gobierno, ministros, representantes de más de 120 naciones, empresarios y filántropos, entre otros personajes, Macron instó a seguir adelante y resaltó que el exalcalde de Nueva York, Michael Bloomberg, y otras autoridades locales de EU han reiterado su compromiso con el Acuerdo de París y hoy lideran los esfuerzos que no quiso desempeñar Trump.

En La Seine Musicale, el nuevo símbolo cultural de París, erigido sobre las aguas del Sena y sede de la cumbre sobre el financiamiento, Macron sentenció que muchos países vulnerables al cambio climático, sobre todo los Estados insulares, podrían desaparecer y si eso sucede, “¿cómo explicarlo?, ¿cómo decir que no lo sabíamos?”.

Llamó a los líderes, aseguradoras, a los bancos, a los fondos privados, a las empresas, a la comunidad científica, a los filántropos, a la sociedad civil y a los jóvenes a emprender una nueva fase contra el calentamiento global y a comprometerse firmemente, pues “tenemos que cambiar el planeta”.

Imagen https://www.diplomatie.gouv.fr

Aquí no habrá una declaración conjunta, sentenció Macron, lo que habrá son compromisos por parte de los países más ricos para lograr una bolsa de 100 mil millones de dólares requeridos cada año a partir de 2020 para acciones de mitigación de las naciones más vulnerables.

Por su parte, al tomar la palabra António Guterres, secretario general de Naciones Unidas, retomó lo dicho por Macron: “No hemos ganado la batalla contra el cambio climático, hemos visto cómo avanzan más rápido las catástrofes y no hemos podido cumplir con los compromisos adquiridos”.

Dijo que algunos creen que responder al cambio climático es poner en peligro el crecimiento económico “y eso es absolutamente falso… aquéllos que no quieran cambiar a una economía verde, van a vivir en una economía gris”.

Eso no es todo. Señaló que las finanzas están viendo hacia el futuro del planeta y los inversionistas ya buscan oportunidades bajas en carbono, porque las energías sucias no son rentables.

Y al igual que algunos ponentes en la cumbre, Guterres llamó a los gobiernos a eliminar los subsidios a las industrias de los combustibles fósiles y a dejar, de una vez por todas, el carbón y el petróleo.

BANCO MUNDIAL EVITARÁ PROYECTOS DE GAS Y PETRÓLEO

Continuando con este ideal, el presidente del Banco Mundial, Jim Yong Kim, anunció que esa institución ha decidido no financiar más ningún proyecto relacionado con el petróleo y el gas, como la exploración y la producción, después de 2019.

Asimismo, para apoyar al Acuerdo de París, presentará informes sobre las emisiones de gases de efecto invernadero provenientes de proyectos y se publicarán los resultados a finales de cada año.

Sumado a ello, para reducir las emisiones, se apoyará a sus asociados en la instrumentación de políticas, se empujará a los mercados a que se muevan en la dirección correcta, se pondrán las inversiones sobre la mesa y se acelera toda iniciativa de financiamiento privado en favor del clima.

Unas horas antes de la sesión de alto nivel, el exsecretario de la ONU y a quien le tocó hace dos años la negociación del acuerdo climático y que unió a 195 países, Ban Ki-moon llamó a todo el mundo a intensificar los esfuerzos, a seguir empujando, porque se trata “del compromiso global más importante de nuestras vidas”.

Ban se sumó a las críticas a Trump y dijo que su posición respecto del clima no sólo es “políticamente equivocada y científicamente errónea, sino también estará en el lado equivocado de la historia”.

LA AUSENCIA DE EU ES DECEPCIONANTE

John Kerry, exsecretario de Estado de la Unión Americana, dijo ayer que la urgencia de la cumbre One Planet Summit no puede exagerarse, pues es imperante poner un precio al carbono y normas a nivel global.

También destacó que es una desgracia y es decepcionante la ausencia del gobierno estadunidense en este encuentro mayor de lucha contra el cambio climático.

En su participación en la cumbre organizada por el presidente francés Emmanuel Macron, a la que asistieron 60 jefes de Estado y de gobierno, ministros en energía y ambiente, líderes mundiales, empresarios y ambientalistas, entre otros personajes, resaltó que es urgente cambiar en todos los niveles, pues se está en camino de llegar a los cuatro grados centígrados o más.

Y en medio de los aplausos, Kerry fue duro: “Tenemos que adoptar una política universal a través de la inversión, pero no debe haber más inversiones en carbono, ¡punto! El carbono no debe estar respaldado por nadie”.

Así, recordó que la COP21 fue una señal a los mercados y funcionó, pero aún con los 195 países firmantes del Acuerdo de París no se garantiza limitar la temperatura a dos grados centígrados, por eso hay que trasladar el mensaje a los mercados y aumentar más el capital a inversiones verdes, “de hecho en 2016 se asignó más dinero a las energías renovables respecto de las fósiles, pero la mala noticia es que vamos a la zaga para conseguir topar la temperatura a menos de dos grados centígrados”.

Kerry urgió a descarbonizar las economías y la energía hacia 2050, pero se requiere verdadero liderazgo masivo.

Respecto a la intención del presidente Donald Trump de sacar a Estados Unidos del Acuerdo de París, Kerry apuntó que lo hizo sin basarse en hechos, sin apelar al sentido común.

Fue una decisión política, sin sustento científico ni evidencia en hechos. Retirarse del Acuerdo de París es una decisión destructiva”.

Y recordó que la mayoría de los estados de la Unión Americana, en total 38, han aprobado leyes que empujan las energías renovables, y 90 alcaldes apoyan el acuerdo climático, es decir, 80% del pueblo estadunidense mantiene su compromiso con el Acuerdo de París, “el pueblo americano no se ha retirado, aunque Trump sí”.

Además, los estadunidenses están a medio camino de cumplir con los objetivos marcados por el acuerdo climático.

Señaló que mucho se puede hacer para tener ciudades sustentables, transporte ecológico y reducir el tamaño de los vehículos, pero eso no significa renunciar a una buena vida o al crecimiento económico.

De hecho, es posible tener ganancias invirtiendo en energía eléctrica proveniente de fuentes renovables… se puede crear más empleos, tal como ha crecido el sector de los instaladores de paneles solares”, agregó.

Los puestos de trabajo de más rápido crecimiento en Estados Unidos son los de energías renovables, como la solar y la eólica.

Kerry fue claro al decir que para luchar contra el cambio climático no se necesitan soluciones mágicas, sino creatividad y gobernanza atrevida e innovadora, además de liderazgo masivo.

Fuente: http://www.excelsior.com.mx

Etiquetas: , , ,