El Parlamento de Nueva Zelanda ha aprobado una ley de “carbono cero” con un apoyo histórico entre los partidos con la que se ha comprometido a eliminar las emisiones del gas de efecto invernadero para el año 2050, como exige el Acuerdo de París.

“Estamos aquí porque nuestro planeta se está calentando. Indiscutiblemente ”, afirmó la primera ministra, Jacinda Ardern, ante el Parlamento de Wellington. “Por tanto, la pregunta para todos nosotros es en qué lado de la historia elegimos sentaros”, añadió.

El texto aprobado fija el objetivo de cero emisiones de gases de efecto invernadero para 2050, a excepción del metano de origen animal. Además, hace legalmente vinculante la meta de mantener el calentamiento global por debajo del aumento de 1,5 grados, como también se estipula en el Acuerdo de París. El gobierno también se ha comprometido a plantar mil millones de árboles en diez años y a garantizar que la energía del país esté completamente basada en las energías renovables de aquí a 2035.

Fuente: La Vanguardia

Metano de origen animal

No obstante, la norma establece un trato distinto para el metano de origen animal, cuyas emisiones se reducirán un 10% para 2030 y otra de entre el 24 y el 47% para 2050.

La agricultura es clave para la economía neozelandesa, un país de apenas cinco millones de habitantes humanos pero más de 10 millones de vacas y unos 28 millones de corderos. El metano que emiten esos animales con sus eructos y flatulencias hace que casi la mitad de las emisiones de gases de efecto invernadero del país provenga de la agricultura.

El proyecto de ley justifica este trato especial argumentando que el metano permanece en la atmósfera por un tiempo mucho más corto que el dióxido de carbono, pero la comunidad científica indica que el gas es mucho más nocivo mientras permanece allí.

La ley, presentada por el gobierno de coalición de centro izquierda liderado por los laboristas, ha sido aprobado con el apoyo también del principal partido de la oposición, el Partido Nacional. No obstante, su líder Simon Bridges, ha prometido que modificará parcialmente la norma si ganan las próximas elecciones en 2020.

El avance legislativo en Nueva Zelanda llega la misma semana en que Estados Unidos ha comenzado su retirada oficial del tratado climático.

Fuente: La Vanguardia

Etiquetas: ,