El consejero regional de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio, José Fiscal, presidió el pasado viernes, en Mazagón (Huelva), la constitución de un grupo de trabajo, órgano formal con capacidad ejecutiva y coordinado por Miguel Ángel Maneiro, del Espacio Natural de Doñana.

En él participan técnicos y responsables de los ayuntamientos de Moguer, Palos de la Frontera, Almonte y Lucena del Puerto, Diputación Provincial de Huelva, Junta de Andalucía, Gobierno central y las universidades de Huelva y Sevilla, a las que en breve se incorporará también la de Granada, con expertos en materia de biodiversidad y de recuperación de terrenos incendiados.

José Fiscal remarcó este viernes el hecho de que, aún antes de que no se haya dado técnicamente por extinguido “uno de los incendios más importantes y más difíciles de los últimos años en Andalucía”, “ya estamos reuniéndonos para diseñar y trabajar en la recuperación ambiental de la zona”.

Wikipedia

Pautas a seguir

Aunque aún es pronto para avanzar en qué va a consistir esta recuperación, que deberá de ser determinada por los técnicos, ha señalado que el Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente tiene un protocolo sobre zonas incendiadas, que la Junta de Andalucía comparte y “que responde a criterios técnicos y que marca una serie de pautas que seguiremos lógicamente”.

Ha precisado que la zona incendiada tiene una serie de particularidades que hay que tener en cuenta: “Tras esta primera reunión habrá que celebrar otras muchas para determinar de qué manera se debe llevar a cabo esta recuperación, será un proceso en el que habrá que empezar pronto algunas cuestiones y en el que habrá que abordar otras más a medio y largo plazo”.

En relación a las causas del incendio, ha apuntado que si la Brigada de Investigación de Incendios Forestales del Infoca apunta, presuntamente a la actividad de una carbonería de la zona, será “porque habrá evidencias de que pudo ser allí”.

Este incendio forestal ha afectado, según las mediciones realizadas por el plan Infoca, a un total de 8.486 hectáreas de matorral y arbolado, de las que 6.761 están en el parque natural de Doñana.

El perímetro del fuego asciende a un total de 10.900 hectáreas, por lo que dentro del mismo hay 2.414 hectáreas de superficie forestal intacta y otras en las que solo ardió matorral.

Ecologistas piden una restauración ejemplar

Ecologistas en Acción, WWF y SEO/BirdLife han exigido hoy que se elabore un plan de restauración de la zona afectada por el incendio del pasado sábado en el entorno de Doñana y que sea “ambicioso, modélico y orientado a recuperar la biodiversidad y la vegetación autóctona”.

Esta es una de las reclamaciones que realizan a la Junta de Andalucía, una vez controlado el incendio que ha quemado más de 8.400 hectáreas de monte de alto valor ecológico, afectando a su valiosa biodiversidad y que ha puesto en peligro los bienes y las vidas de cientos de personas que viven o veranean en la zona.

Además, han pedido en un comunicado que se esclarezcan de forma urgente las causas del incendio y se tomen todas las medidas legales contra los responsables, así como participar en la comisión de investigación que se cree con este objetivo.
Entienden también que es necesario poner en marcha un plan coordinado para eliminar “la multitud de actuaciones ilegales que diariamente se producen en el entorno de Doñana y que son causa de posibles incendios, obligando a los ayuntamientos a denunciar y a perseguir con rigor estas actuaciones”.

Este plan, han añadido, ha de diseñar un modelo socioeconómico en el entorno de Doñana que garantice la conservación de su riqueza natural.

Las tres organizaciones han destacado la necesidad de aumentar “de forma inmediata” la guardería y el Seprona de la Guardia Civil, y que se les dote de medios suficientes para vigilar sobre el terreno y denunciar las actividades ilegales y de riesgo en la zona donde se originó el incendio, así como incrementar los medios materiales y humanos del plan contraincendios Infoca.

“La incidencia del cambio climático en la zona hace prever mayores episodios de clima extremo y, con ellos, el aumento de incendios, por lo que el incremento de recursos resulta urgente”, han remarcado.

Estas organizaciones han recordado que “no podemos permitirnos más incendios de estas características en Doñana, aparte del riesgo que ha supuesto para las poblaciones y para la conservación del Espacio Natural Doñana, no debemos olvidar que el patrimonio natural es la base de nuestra calidad de vida; la prevención es la inversión más rentable”.

Fuente: EFE, El Diario

Etiquetas: , ,