El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha calificado de “histórico” el Acuerdo de Planificación Hidrológica de las cuencas del Tajo, Segura y Júcar que, entre otras cuestiones, dará seguridad jurídica al funcionamiento del trasvase Tajo-Segura “sin menoscabar los legítimos intereses y requerimientos de la Planificación Hidrológica del Tajo”.

“El acuerdo suscrito otorga seguridad jurídica al funcionamiento del trasvase Tajo-Segura para elevar a rango de ley sus reglas de explotación sin menoscavar en nada los legítimos intereses y requerimientos de la Planificación Hidrológica del Tajo”, aseguró el presidente tras reunirse ayer en el Palacio de la Moncloa con los jefes de los Ejecutivos autonómicos de Murcia, Comunidad Valenciana, Castilla-La Mancha, Madrid y Extremadura.

Rajoy también destacó que este acuerdo permite que “las decisiones que se tomen a partir de ahora sean objetivas y basadas en criterios puramente técnicos”, al poner “fin a la incertidumbre” y dar origen a “un marco estable, seguro y con vocación de continuidad en la gestión del agua” al ser “el primer paso” para un gran pacto nacional del agua.

Así, ha explicado que se establece “un marco jurídico transparente que elimina discreccionalidades del funcionamiento del trasvase, tan frecuentes en el pasado, y protege de presiones y oportunismos en la toma de decisiones, tanto a las cuencas cedentes como a las receptoras”.

En este punto, ha hecho alusión a la preferencia de las cuencas cedentes, “que podrán disponer de todo el agua que necesiten sin limitación alguna para su natural desarrollo”, al cubrir las necesidades del territorio “con plena seguridad jurídica y exigencias ambientales”. Además, otras cuencas podrán usar agua trasvasada “para complementar sus propias necesidades”, según ha precisado.

En su intervención, el jefe del Ejecutivo ha mencionado “la solidaridad y cooperación” de todas las comunidades de regantes, al tiempo que ha destacado “el nivel de compromiso y responsabilidad” de las CC.AA. implicadas, “conscientes de que era un problema común que necesitaba una solución común”, lo que refleja que la colaboración “entre distintos territorios no sólo es posible sino que también deseable porque con ella ganan todos los españoles”.

Rajoy con los presidentes autonómicos y el Ministro Arias Cañete. Europapress

“Nueva política”

Rajoy ha insistido en que este acuerdo “no es ni puede ser un hito puntual ni asilado, sino que se enmarca en la nueva política del agua que propugna una administración de los recursos sustentada en la solidaridad y sostenibilidad, tanto desde el punto de vista ambiental, económico y social para aunar beneficios para la mayoría”.

En este sentido, ha asegurado que, en España, “el agua es recurso valioso y escaso, irregularmente distribuido en el espacio y en el tiempo, un bien que debemos gestionar de un modo tan responsable como solidario a fin de desterrar toda conflictividad y demostrar que es posible armonizar los intereses en aras al interés general”.

“La búsqueda de grandes acuerdos en materia de gestión del agua es irrenunciable para el Gobierno por la importancia capital de los recursos hídricos”, ha apostillado Rajoy, para quien este pacto “es el mejor ejemplo de que no hay ninguna materia cuya complejidad resulte insuperable si se aborda con diálogo franco, constructivo y dotado de lealtad institucional y compromiso con los ciudadanos”.

El encuentro contó con la presencia del ministro de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, Miguel Arias Cañete y los presidentes de la Comunidad de Madrid, Ignacio González; de Castilla-La Mancha, Maria Dolores de Cospedal; de la Comunidad Valenciana, Alberto Fabra; de Murcia, Ramón Luis Valcárcel. El presidente extremeño, José Antonio Monago, no ha podido acudir porque se votaban los Presupuestos de su comunidad, pero ha enviado a su consejero de Hacienda.

Memorándum del Tajo en la Ley de Evaluación Ambiental

El BOE publicó ayer la Ley de evaluación ambiental, que entrará hoy en vigor, y que incorpora el Memorandum del Tajo, un acuerdo entre las cinco comunidades autónomas dependientes de esta cuenca (Castilla-La Mancha, Comunidad de Madrid, Extremadura, Murcia y Comunidad Valenciana), que da rango de ley al trasvase del Tajo al Segura y que culmina la planificación hidrológica del Tajo, Júcar y Segura.

El acuerdo, entre otros aspectos, establece una reserva de 400 hectómetros cúbicos en los embalses de cabecera, por debajo de la cual no se autorizan trasvases. Estos 400 hectómetros cúbicos se alcanzarán en los próximos años, a razón de 32 hectómetros cúbicos por año desde la situación actual (240 Hm3).

Fuente: Europapress

Etiquetas: , , , , ,