Tres bosques peninsulares se van a convertir durante un año en laboratorios naturales para evaluar los impactos del cambio climático y la vulnerabilidad de los pinares españoles, con el fin de determinar cómo se puede mejorar su adaptación.

Los bosques de Valsaín (Segovia), Cazorla (Jaén) y Barrantes (Pontevedra), situados a muy diferentes altitudes y con condiciones climáticas muy distintas, han sido seleccionados para ejecutar un proyecto que evaluará los impactos ambientales y la aplicación de prácticas que contribuyan a disminuir su vulnerabilidad frente al cambio climático.

Los tres bosques seleccionados en el proyecto están “certificados” por FSC, un sello que acredita que los montes se gestionan de una forma correcta y que esa gestión es compatible con la conservación de los recursos naturales que albergan los espacios.

La directora técnica de FSC, Silvia Martínez, ha señalado que la iniciativa culminará con la elaboración de un documento de síntesis que incluirá recomendaciones para mejorar la gestión de las masas forestales y su adaptación al cambio climático, pero ha insistido en que esas recomendaciones serán extrapolables a toda la superficie forestal.

En declaraciones a EFE, Silvia Martínez ha incidido en que se trata de definir las medidas de gestión que será necesario poner en marcha para conseguir que esos espacios naturales sean más resilientes a los cambios.

Los tres espacios escogidos destacan por la buena gestión forestal que históricamente se ha realizado en ellos y por ser además lugares muy emblemáticos y populares.

Los montes de Valsaín están incluidos en el Parque Nacional de la Sierra de Guadarrama; el monte de Navahonda en el Parque Natural Sierras de Cazorla, Segura y las Villas; y los montes de Barrantes son “vecinales en mano común”, una figura muy arraigada en la cultura gallega y que ha sido determinante desde el punto de vista social, económica y medioambiental.

Valsaín y Navahonda están además incluidos en la red europea Natura 2000 -el principal instrumento de conservación de la biodiversidad de la Unión Europea- y uno de los objetivos principales del Plan Estratégico del Patrimonio Natural y de la Biodiversidad impulsado por el Ejecutivo es el de evaluar los diferentes escenarios de cambio climático en espacios de esta red.

Los efectos del cambio climático en los ecosistemas forestales españoles son cada vez más evidentes, según FSC, pero su directora técnica ha precisado que esos efectos se perciben de una forma diferente en los montes ibéricos dependiendo, entre otros factores, de su localización y exposición.
El proyecto que se va a ejecutar en los tres espacios naturales seleccionados se ha fijado como uno de sus principales objetivos informar a los propietarios de los terrenos y a los gestores forestales sobre las recomendaciones que deberían atender para mejorar la adaptación de sus montes al cambio.

“Partimos de la base de que toda la superficie forestal sobre la que se va a ejecutar el proyecto está certificada y por lo tanto bien gestionada”, ha observado Silvia Martínez, pero ha incidido en la importancia de conocer cuáles son sus vulnerabilidades para mejorar su adaptación.

El proyecto va a ser ejecutado por FSC España con el apoyo del Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente a través de la Fundación Biodiversidad, dentro del Plan de Impulso al Medio Ambiente para la Adaptación al Cambio Climático en España, y contará con al colaboración de expertos en adaptación al cambio climático de la Universidad de Alcalá de Henares (Madrid).

Fuente: El diario

Etiquetas: , ,