La potencial afección negativa sobre la fauna marina presente en la zona donde la empresa Capricorn Spain Limited quiere realizar prospecciones de hidrocaburos en el Golfo de Valencia es “de una magnitud suficiente como para desaconsejar que se desarrolle el proyecto”, según un informe de la dirección general de Sostenibilidad de la Costa y del Mar del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, que recuerda que la zona es un corredor de cetáceos.

El documento, al que ha tenido acceso Europa Press, es uno de los que forman parte del proceso de Evaluación de Impacto Ambiental pertinente para la Declaración de Impacto Ambiental (DIA) del proyecto.

Así, el informe explica que el proyecto se localiza en el Golfo de Valencia a unos 25 kilómetros de las Islas Columbretes y que abarca un área de unos 2.400 kilómetros cuadrados. Además, destaca que el estudio de impacto ambiental inicial no contemplaba alternativas a los beneficios que reportará al medio marino no realizar más campañas de adquisición de datos en la zona en comparación con otras alternativas tecnológicas, por lo que la justificación planteada para descartar la alternativa cero “no se ajusta a lo establecido” en la Ley de Evaluación de Impacto Ambiental.

“Teniendo en cuenta el informe de esta unidad emitido el 20 de marzo de 2013, la enorme superficie en la que se pretende realizar los trabajos sísmicos y el amplio periodo temporal, se considera que la potencial afección negativa sobre la fauna marina presente en el área de actuación, es de una magnitud suficiente como para desaconsejar que se desarrolle el proyecto”, reza el informe.

Además, manifiesta que en el proyecto, en la campaña de adquisición sísmica se realiza en la zona propuetas como Corredor de Migración de Cetáceos del Mediterráneo (ZEPIM). Por ello, señala que se debe considerar la alternativa cero o de no actuación, ya que “se trata de un corredor único de alta importancia para mamíferos y tortugas marinos“, protegidos todos ellos por la legislación europea, nacional o autonómica, así como por otros acuerdos internacionales ratificados por España.

http://www.cma.gva.es/

Hogar de la tortuga boba y cetáceos

Asimismo, el documento insiste en la presencia permanente de cetáceos en la zona donde se pretende realizar el proyecto y recuerda que en las observaciones del estudio de cetáceos y tortugas de la Comunidad Valenciana no se aprecia estacionalidad para el delfín mular ni el delfín listado, porque su presencia es “permanente”.

“Teniendo en cuenta estos datos, se puede concluir que existe una presencia permanente de ciertasespecies de cetáceos en el Golfo de Valencia entre las que destaca el delfín listado y el delfín mular. Por lo que independientemente de la época del año en la que se planteen realizar la campaña sísmica, estas especies siempre recibirán un impacto difícil de minimizar”, añade.

Igualmente, el documento de la División para la Protección del Mar, asegura que la tortuga boba, que está considerada como “prioritaria” por la legislación nacional y supranacional, “siempre se verá afectada por la actividad sísmica dado su carácter residencial en la zona”.

Por ende, el departamento de Costas del Gobierno considera que este proyecto “no es compatible con los objetivos establecidos de legislación de protección de la biodiversidad” ni los objetivos de la Ley de 2010 de Protección del Medio Marino y de las Estrategias marinas, que pasan por garantizar que las actividades y usos en el medio marino sean “compatibles con la preservación de su biodiversidad” y de proteger y preservar el medio marino, incluyendo su biodiversidad, evitar su deterioro y recuperar los ecosistemas marinos en las zonas que se hayan visto afectadas negativamente”.

Finalmente, resume que la motivación del informe negativo se basa en los valores naturales de la zona y en la presencia de espacios y especies protegidos. “La alternativa deseable desde el punto de vista de la Dirección General de Sostenibilidad de la Costa y el Mar es la alternativa de no realización de la actividad de prospección sísmica en áreas de presencia de cetáceos sensibles y especies protegidas“, concluye el documento que aporta una serie de condiciones para prevenir las afecciones a estas especies en el caso de que el órgano ambiental adopte una declaración de impacto ambiental positivo.

El informe ha sido incorporado al expediente del procedimiento de evaluación de impacto ambiental de Cairn Energy, a través de su filiar Capricorn Spain Limited, para el proyecto de prospecciones en un área de gran valor ecológico entre Baleares y Valencia.

El documento fue solicitado el 27 de diciembre de 2013 por el Área de Industria y Energía de la Delegación del Gobierno en la Comunidad Valenciana, organismo dependiente del Ministerio de Industria, Energía y Turismo y a través del cual se ha centralizado todo el proceso de información pública del estudio de impacto ambiental del mencionado proyecto.

Sobre el contenido de este informe, el coordinador del secretariado técnico de la Alianza Mar Blava, Carlos Bravo, ha manifestado que la “contundencia argumental” del documento les lleva a estar “plenamente convencidos” de que la DIA “solo puede ser negativa”. “Nos satisface comprobar que las alegaciones de la Alianza Mar Blava y de las entidades que forman parte de ella, así como las efectuadas por los más de 128.000 ciudadanos que registraron las suyas a título particular, estuvieron plenamente acertadas. Este informe de la DGSCM lo confirma plenamente”, ha concluido.

Fuente: Europapress

Etiquetas: , , ,