La Federación Española de Municipios y Provincias y el Ministerio de Medio Ambiente son algunas de las entidades públicas que se han interesado por la nueva herramienta informática, pionera en España, que ha creado el Ayuntamiento de Valencia y que permite saber en tiempo real el ruido de sus calles.

Se trata del «visor del ruido», una herramienta informática que permite a los vecinos de Valencia consultar el nivel de ruido que el tráfico rodado, los trenes o la industria provoca en sus calles, barrios o distritos.

La concejal de Contaminación Acústica, Lourdes Bernal, destaca que se trata de una aplicación «extraordinaria» para ofrecer «transparencia y accesibilidad» del ciudadano a los niveles de ruido que hay en su propia calle en todo momento.

En su primer año de funcionamiento, de las 471.900 visitas que recibió la web municipal, 20.589 entraron a consultar el visor del ruido, mientras que dos años después, la cifra aumentó hasta 42.419 consultas, de las 487.481 entradas al sitio de Internet del consistorio.

Valencia es el único ayuntamiento que dispone de una concejalía de Contaminación Acústica por lo que sus técnicos, según Bernal, son «muy solicitados» para explicar en diferentes foros, principalmente de Administraciones Públicas, el funcionamiento y aplicación de esta herramienta informática.

«Nuestro objetivo es exportarla a otros ayuntamientos y también que otras Administraciones nos digan lo que hacen en materia de ruido para poder acabar con esta plaga de contaminación», ha defendido Bernal.

Su aplicación y funcionamiento es sencillo, ya que se accede a él a través de la web municipal de Valencia y una vez abierto muestra, sobre el callejero informatizado de la ciudad, los niveles sonoros representados por colores en función de que la fuente sonora sea el tráfico rodado, el ferroviario, la industria o la suma de todos.

Además, también es posible seleccionar el nivel sonoro que padece una dirección concreta o un barrio en general, según sea el horario por el día (entre 7 y 19 horas), la tarde (19-23) o la noche (23 a 7), o bien el global diario.

Tras su fase de exposición pública sin recibir ninguna alegación, el Ayuntamiento de Valencia ha aprobado recientemente la actualización del mapa del ruido de la ciudad, que constata una reducción de los niveles sonoros a los que está sometida la población de un 32 %.

El visor del ruido ya está actualizado con los registros de este nuevo mapa, que constata que más del 80 % de la ciudad está por debajo del límite de 65 decibelios que marca la normativa europea en materia de contaminación acústica, como recordó recientemente la alcaldesa, Rita Barberá, cuando se aprobó el mapa.

Ello pone de manifiesto el “éxito” de las actuaciones que el consistorio valenciano puso en marcha en 2007 cuando elaboró el primer mapa de ruido.

La peatonalización de calles, el asfaltado fonoabsorbente en las calles, la puesta en marcha del servicio de alquiler de bicicletas o la colocación de pantallas acústicas en colegios son algunas de las medidas que han permitido reducir los niveles de ruido en la ciudad.

Fuentes: ABC y EFE

Etiquetas: , , , ,