Trescientos científicos de todo el mundo se reunirán en Vigo para elaborar un informe sobre el cambio climático que sentará las bases de futuras negociaciones institucionales como las que llevaron a suscribir en su día el Protocolo de Kioto.

El encuentro tendrá lugar del 3 al 9 de noviembre, aunque los días previos ya se trabajará en el tema. El documento será presentado en el 2014 y hará especial hincapié en el análisis de los aspectos socioeconómicos del cambio climático y sus implicaciones en el desarrollo sostenible. Será una información trascendental para la negociación climática de finales del decenio.

La de Vigo será la única reunión en Europa del Grupo Intergubernamental sobre el Cambio Climático (IPCC) de la ONU. En su organización colaboran la Universidad de Vigo, a través del grupo REDE, y el centro de Investigación Economics for Energy. Cuenta con el apoyo de la Fundación Barrié, el Centro Vasco del Cambio Climático y la Fundación Ramón Areces, así como con el aval del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente.

El hecho de que se desarrollen jornadas intensivas de tantos expertos, con quince o veinte sesiones simultáneas, ha obligado a reservar todo el edificio de la Fundación Barrié de la Maza en Vigo, donde se celebrará una parte, junto con el centro social Novacaixagalicia, que acogerá el resto. No fue fácil encontrar la infraestructura necesaria, tal como reconoció el director del grupo REDE, Alberto Gago, quien explicó que la Universidad no puede disponer de espacio durante siete días lectivos y que, además, se buscaba un sitio céntrico y cómodo para los visitantes.

Lo que está claro es que el encuentro convertirá a la ciudad en el epicentro del debate sobre el futuro climático del planeta. Para el rector, Salustiano Mato, «este tipo de eventos contribuen a posicionar a institución, Vigo, Galicia e España internacionalmente».

El catedrático de la Universidad de Vigo, Xavier Labandeira, explicó que no se trata de una reunión para extraer soluciones, sino que las aportaciones del grupo III (el que se reúne en Vigo) al quinto informe servirán para elaborar un informe que posteriormente los negociadores de los países tomarán como referencia. De hecho, dijo, el IPCC no intenta ser prescriptivo, sino que trata de ser lo más neutral posible. «Las negociaciones climáticas son de los gobiernos, que toman como referencia lo que recoja la ciencia», añadió Labandeira.

De la trascendencia de este tipo de informes da una idea el hecho de que el Grupo Intergubernamental sobre el Cambio Climático de la ONU logró el Nobel de la Paz en el 2007 por este tipo de estudios. El informe presentado ese año, el cuarto elaborado por los científicos, determinaba que el calentamiento del planeta era inequívoco y establecía como causas las actividades humanas. Otra cosa muy distinta es que los políticos sigan las prescripciones de los expertos.

Fuente: http://www.lavozdegalicia.es

Etiquetas: , , , ,