Según una investigación independiente, la cantidad de personas que trabajan en  Estados Unidos en sectores de la economía ligados a la energía renovable, las bajas emisiones de carbono, la gestión de residuos y la agricultura orgánica, ya es mayor que los puestos de trabajo de la industria de los combustibles fósiles.

El informe Sizing the Clean Economy (Midiendo la Economía Limpia), realizado por el Instituto Brookings y la consultora Battelle, plantea que 2,7 millones de trabajadores estadounidenses están relacionados con la llamada economía verde, mientras que hay 2,4 millones registrados por la industria de los combustibles fósiles.

Para Mark Muro, director de política del Instituto Brookings, “incluso con el país en recesión, sectores como la eólica, la fotovoltaica y el smart grid se doblaron o triplicaron en la última década. La tendencia es que siga creciendo”.

“Nuestro informe tiene como objetivo presentar la verdadera importancia de la economía de bajo carbono. Hasta la fecha, la falta de normas y datos estadísticos al respecto han sido siempre un problema para determinar su tamaño, crecimiento y contexto. Esperamos ayudar a colocar en valor los números y la importancia del sector”, explicó Muro.

Uno de los puntos planteados por los investigadores es que alrededor del 26% de los empleos en la economía verde están en el sector manufacturero, lo que se apunta como un signo de fortaleza y estabilidad. Para tener una idea, sostienen que ese porcentaje no pasa de un 9% en la economía tradicional.

Además, otra ventaja de las empresas de bajas emisiones de carbono es que están muy relacionadas con la exportación. Cada empleado del sector exporta casi el doble (20 mil dólares) en productos y servicios que el de las compañías tradicionales (10mil dólares). Los salarios también son más altos, con hasta un 13% más que el promedio.

En cuanto a la capacitación, la mayoría de los puestos están ocupados por personas con algún tipo de formación práctica, aunque no necesariamente de una más profunda. Según el informe, esto significa que los nuevos empleados pueden ser contratados rápidamente, lo que hace ágil y versátil al sector.

Los puestos de trabajo de la economía “verde” se encuentran normalmente en las áreas metropolitanas, con un 64% de los empleos; el 75% de los nuevos puestos de trabajo está dentro de las 100 mayores ciudades del país.

Estudio: Sizing the Clean Economy

Más información:
www.brookings.edu/

Fuente: www.energias-renovables.com


Etiquetas: , , , , , , ,