Los dispositivos conocidos como “drones”, palabra inglesa que literalmente significa “zángano”, han evolucionado desde el entorno militar, en el que se desarrollaron originalmente hace años, al entorno civil, donde sus aplicaciones, como aeronaves no tripuladas con una autonomía y un coste razonable, están despertando un fuerte interés.

Sus aplicaciones al entorno civil varían desde las clásicas de cartografía y fotografía aérea, pasando por la búsqueda de personas desaparecidas, control de calidad de cultivos, supervisión de terrenos, alarma contra incendios, etc.

Cada día aparecen nuevos y prometedores usos que ofrecen, además de un reducido tamaño y una alta disponibilidad sin riesgo para las personas, una versatilidad enorme en cuanto a acceso a lugares difíciles, rapidez en el despliegue, bajo consumo de combustible y numerosas ventajas más, que hacen que muchas industrias, empresas e instituciones, con la incorporación de estas tecnologías, ganen en competitividad, eficacia y calidad de la información.

La imaginación de los emprendedores y de las empresas madrileñas encontrarán sin duda muchos otros usos de esta tecnología, que se está demostrando de rabiosa actualidad en todo el mundo.

Programa

http://www.civildron.com/

Etiquetas: ,