huella de carbono

La huella de carbono es «la totalidad de gases de efecto invernadero (GEI) emitidos por efecto directo o indirecto de un individuo, organización, evento o producto».

Es el primer paso que tenemos que dar si queremos conocer las emisiones asociadas y empezar a reducir las mismas de una manera efectiva.

Huella de Carbono va más allá de la medición única del CO2 emitido, ya que se tienen en cuenta todos los GEI que contribuyen al calentamiento global, para después convertir los resultados individuales de cada gas a emisiones de CO2 equivalente.

Una organización puede estar interesada en calcular su huella de carbono o la de sus productos y servicios por diversas razones.

  • Mejorar la imagen de marca y la reputación frente a la competencia.
  • Dar respuesta a exigencias de clientes, consumidores o inversores.
  • Reducir los costes asociados al cumplimiento de la legislación al adaptarse precozmente a nuevos requisitos.
  • Evaluar los riesgos asociados al cambio climático e identificar potenciales ahorros y oportunidades de acceso a nuevos mercados.
  • Dar respuesta al compromiso de la organización con la planificación de programas efectivos de reducción de emisiones GEI.

A nivel individual, nuestro propio cálculo de la huella de carbono nos puede decir mucho sobre nuestros hábitos diarios. Hay pequeñas acciones que podemos llevar a cabo para ayudar a reducir estas emisiones y mejorar en la medida de lo posible.

En el último día del #RetoISM os proponemos lo siguiente: ¿Os animáis a calcular cuál hubiese sido tu huella de carbono de una semana normal si no estuviésemos de cuarentena?

Hay varias formas de hacer este cálculo. José Luis Canga, docente del ISM, nos facilitaba algunas fórmulas en su post Calcular la huella de carbono en 5 pasos.

Por otra parte, en internet se pueden encontrar diversas calculadoras que aproximan los datos según nuestra rutina. Os recomendamos esta de Terra.org, ya que es bastante intuitiva: solo hay que marcar los medios de transporte que usas habitualmente, los kilómetros del trayecto y cuántas veces lo realizas al día, a la semana, al mes o al año.

Puedes compartir tu resultado a través del hashtag #RetoISM. También te puede servir como reflexión sobre tus hábitos y qué podrías hacer tú para cambiar.

Os dejamos unas breves recomendaciones sobre cómo reducir la huella de carbono a través de pequeños gestos:

Formato: pdf - Tamaño: 71,58 kB
Etiquetas: