Reciclar es el proceso por el cual una materia o producto ya utilizado se somete a un tratamiento para obtener una materia prima o nuevo producto. Es decir, un desecho se vuelve a introducir en el ciclo de vida, lo cual permite hacer un mejor uso (y postergar el agotamiento) de los recursos naturales, reducir la basura y la contaminación e idear formas creativas de rediseñar nuestros objetos y darles nueva vida. Para el público en general, reciclar es el proceso mediante el cual depositamos los residuos en los contenedores de recogida selectiva habilitados para su gestión. Sin embargo, la separación y recolección es sólo el principio del proceso de reciclaje, pero el primer paso para una correcta gestión .

Origen y significado de los símbolos de reciclaje

El símbolo original del reciclaje se creó en 1970, en un concurso de diseño entre estudiantes estadounidenses, organizado por la Container Corporation of America como parte del primer Día de la Tierra. El ganador fue Gary Anderson, un estudiante de último curso de la Universidad de California del Sur, en Los Ángeles.

reciclaje

El símbolo es un círculo de Möbius y cada una de sus tres flechas representa uno de los pasos del proceso de reciclaje: recogida de materiales para reciclar, el proceso mismo del reciclaje y la compra de estos productos reciclados, de manera que el sistema continúa una y otra vez. Anderson se basó en su diseño en la banda descubierta en 1858 por el matemático y astrónomo alemán August Ferdinand Möbius (1790-1868).

Cada año la popularidad de esta fecha clave para la conciencia ecológica ha ido tomando fuerza, haciendo que sean más los países que se suman a propagar durante la jornada, información de calidad en todo lo relacionado al reciclaje de los diferentes tipos de residuos.

En todo el mundo diversas organizacionesrelacionadas al tema organizan actividades de educación ambiental de todo tipo para concienciar sobre el reciclaje, y su importancia.

Recuerda siempre la sencilla regla de las 3 R’s:

  1. Reducir: No consumas aquello que no necesitas, evita los productos sobreembalados y de usar y tirar.
  2. Reutilizar: Dale una segunda vida a los objetos, piensa nuevas maneras de utilizarlos y dona aquellas cosas que no necesites y otros puedan aprovechar.
  3. Reciclar: Deposita tus residuos en el contenedor adecuado o en el punto limpio para que puedan ser reciclados.

En las redes sociales  se reivindicará esta práctica con el hashtag #yoreciclo.