El asunto de la movilidad sostenible está resultando crucial en el camino hacia el cambio. En un contexto de tomas de decisiones en pro de una mejora del entorno, el transporte de ciudadanos – sobre todo en las grandes ciudades – ha adquirido una gran importancia y ha sido objeto de debate.

En este escenario, la figura de la bicicleta surge como una solución sostenible, saludable y asequible. Según la OMS, infraestructuras más seguras para caminar y montar en bicicleta garantizarían, entre otras cosas, la equidad en la salud. Para las comunidades urbanas más pobres, caminar y andar en bicicleta son medios de transporte más económicos para desplazarse. Mejorar las condiciones de este tipo de transporte supone beneficios para la salud, para la equidad y para la economía.

El Día Mundial de la Bicicleta supone una buena ocasión para que gobiernos y ciudadanos presten una atención especial a este medio de transporte en las estrategias y planificación de infraestructuras sostenibles de movilidad y transporte, así como a adoptar las mejores prácticas  para promover la bicicleta entre la sociedad.

Anima, además, a los interesados a promover el uso de la bicicleta como medio para fomentar el desarrollo sostenible, reforzar la educación de los niños y los jóvenes, incluida la educación física, promover la salud, prevenir las enfermedades, fomentar la tolerancia, el entendimiento y el respeto y facilitar la inclusión social y la cultura de paz.

Obtén más información en este enlace sobre el Día Mundial de la Bicicleta.

Etiquetas: , ,