El 26 de enero se celebra el Día Mundial de la Educación Ambiental, que tiene su origen en 1975, año en que se celebró en Belgrado, el Seminario Internacional de Educación Ambiental. En dicho evento se establecieron los principios de la educación ambiental en el marco de los programas de las Naciones Unidas. Además, se publicó la Carta de Belgrado, en la cual se plasman los objetivos fundamentales de la educación ambiental a nivel mundial.

La Educación Ambiental, además de generar una conciencia y soluciones pertinentes a los problemas ambientales actuales causados por actividades humanas y los efectos de la relación entre el hombre y el medio ambiente, es un mecanismo pedagógico que además infunde la interacción que existe dentro de los ecosistemas. Los procesos y factores físicos, químicos así mismo biológicos, como estos reaccionan, se relacionan e intervienen entre sí dentro del medio ambiente, todo esto con el fin de entender nuestro entorno y formar una cultura conservacionista donde el hombre aplique en todos sus procesos productivos, técnicas limpias (dándole solución a los problemas ambientales), permitiendo de esta forma el desarrollo sostenible.

Imagen skitter photo

En las redes sociales , se organiza el encuentro #EA26, en el que todas las personas preocupadas y ocupadas en la Educación Ambiental debatirán el día 26 de cada mes a través de twitter con la utilización del hashtag. El debate de hoy, a partir de las 18h será sobre los retos de la Educación Ambiental en 2017.

Desde la Comunidad ISM queremos apoyar la figura del educador ambiental y su papel en la sensibilización de la sociedad sobre la problemática ambiental y la importancia de un modelo de desarrollo sostenible.

Dos de los programas formativos que organiza el Instituto Superior del Medio Ambiente: Educador e intérprete ambiental,Guía de naturaleza, diseño de itinerarios interpretativos, se crearon para formar a los profesionales del Medio Ambiente en esta disciplina.

Etiquetas: